01 PM | 22 Mar

Eddie Redmayne por su segundo Oscar

Eddie Redmayne por su segundo Oscar

El año pasado el actor británico Eddie Redmayne logró la estatuilla al mejor actor por la película 

“La Teoría del Todo”, donde hizo una gran actuación representando a  Stephen Hawking, muy 

merecido los premios que logró conquistar el año pasado.

Este año vuelve estar en la mirada de todos los críticos por su performance en “La Chica Danesa”, 

a pesar de que la cinta no ha logrado convencer a la taquilla, no se deja de lado las acertadas 

actuaciones de la cinta, de hecho muy complejas y con una introspección por parte de los 

personajes que deja a la reflexión.

 Redmayne consigue atraer al cinéfilo con pequeños y sutiles detalles en su actuación, poco a poco 

somos testigos de esa profunda transformación, la cinta tendrá sus defectos si la vemos como un 

todo. Es un hecho que una de los aciertos en ahondar en la relación que tiene con la esposa Gerda 

Wegener, representada por la actriz Alicia Vikander, quien a pesar de la situación que vive, sigue 

fiel a su esposo en ese arco argumental tan intenso y doloroso. 

Su director, que tiene ya una carrera firme y con un Oscar a cuestas con la cinta “El Discurso del 

Rey” tiene un muy buen trabajo que en amalgamar esta historia que es muy difícil tomar, por los 

diferentes perspectivas por las que se puede agarrar. Hay voces que critican al director por tratar 

de repetir la fórmula con la que ganó el Oscar, seleccionar un personaje que haya sido punto focal 

en un momento determinado y ver cómo se desarrolla en diferentes temas como frustración, el 

miedo y el amor. 

El problema de la cinta es que hay un momento en que se pierde esa conexión con el personaje, 

llega un momento  a partir de la segunda mitad de la película en que ciertamente sigue la historia, 

pero ya no hay esa conexión con el espectador, el problema no es necesariamente del actor, sino 

que ciertas escenas se vuelven repetitivas y no se lleva a otros ámbitos o consecuencias de la 

historia y más en el plano personal. 

El director trata de darnos una vista de cómo se observaban estas situaciones a principios del siglo 

XX en la sociedad en Europa, los prejuicios con los que se tuvo que topar el personaje de Einar 

Wegener quien en su momento tuvo que ser tratado como un paciente de psiquiatría. Es en estos 

detalles donde el director no sabe aprovechar, ya que el profundizar estos temas y de cómo 

lidiarlos en su época pudo haber logrado una cinta todavía más completa. 

Sin lugar a dudas, las nominaciones de Redmayne y Vikander son más que merecidas y es quizás 

por ello que también atraiga a la audiencia a las salas de cines. La película es interesante, con 

desaciertos que no la llevaron a otro nivel y que por ahí hubiera sido contemplada por la crítica 

para cosas más grandes, la cuestión estética es impresionante, así como el diseño de producción, 

vale la pena ver no por el morbo de un personaje que busca una identidad en un  mal momento 

del tiempo, yo creo que es importante enfocarnos en la relación con su pareja y las reflexiones que 

podemos sacar de ahí 

Movieland.mx

Facebook.com/zonadelcinencio

Twitter: @themovieland

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *