12 PM | 26 Nov

Guillermo Del Toro cuenta lo difícil que fue hacer «The Shape of Wate»

Guillermo Del Toro ha dicho enfáticamente que hacer su última película, The Shape of Water, fue bastante difícil. Desde el tráiler percibimos una película con muchos matices oscuros; cuando una mujer muda que trabaja en la limpieza de una institución científica se le pide que limpie un laboratorio secreto ubicado en la parte superior del edificio, termina encontrando con una extraña criatura acuática con quien a la larga desarrollará una relación.

Si revisamos la cinematografía de Del Toro, sabremos que al cineasta le encanta trabajar con monstruos y criaturas (El Laberinto del Fauno, El Hobbit, Hellboy, etc.), pero, y muy a pesar del excelente acabado de su última película, el director ha aclarado que fue bastante estresante llevarla a cabo.



“METIMOS $ 60 O $ 70 MILLONES DE DÓLARES DE PRESUPUESTO EN UNA PELÍCULA QUE SOLO TENÍA $ 19.5… POR LO TANTO, EXIGIÓ GRANDES SACRIFICIOS … PERO HACERLO FUE MUY, MUY DIFÍCIL”, ACLARÓ EL CINEASTA.

La película, según la crítica, está “preciosamente presentada”, pero la experiencia del director no fue tan preciosa ni agradable sino más bien agobiante. Con un presupuesto sumamente ajustado, el Del Toro tuvo que cumplir con la hazaña de presentar una obra maestra de talla multimillonaria. Así que no es de extrañarse que después de terminar esta cinta, decidiera tomarse un merecido año sabático.

Guillermo Del Toro se ha ganado a pulso cada uno de sus éxitos y cada uno de sus seguidores, y es que el cineasta en anteriores ocasiones ha sabido presentar grandes relatos y tramas eclipsantes con presupuestos muy, muy bajos. Cosa de la que no pueden alardear otros directores de Hollywood.

Adaptación: cinefilosweb.com