12 PM | 12 Dic

“Sin Origen”, cinta de Vampiros del cineasta Rigoberto Castañeda (Kilómetro 31)

Los arcanos, personajes que se dedican a la caza de vampiros, han tomado Morelos y un viejo paraje del Ajusco, para revivir en pleno siglo XXI.

Estos son personajes básicos de “Sin origen”, cinta dirigida por Rigo Castañeda (Kilómetro 31), producida por Leo Zimbrón y Arnold Rifkin, este último compañero de cine de Bruce Willis en la saga “Duro de matar”.

Rifkin fue quien propuso el guión original de Michael Caissie, adaptado posteriormente por Castañeda.



La cinta comenzará cuando una familia adinerada e involucrada en el crimen organizado es atacada a flechazos por hombres vestidos de negro como del medioevo y que también portan espadas.

“Resulta que es el día límite para salir de la situación que viven, están en una casa tipo búnker en medio de la nada y rodeados de decenas de escoltas que comienzan a morir por flechas y no saben bien qué es”, narra Castañeda, “vamos a tratar de abrir un poco la puerta al mundo de la fantasía, la acción y el terror, tiene muchas escenas de peleas”.

“Sin origen” es protagonizada por Daniel Martínez, Arap Bethke, Horacio García Rojas y Lissete Morelos, así como los niños Matías del Castillo, Paulina Gil y Paola Marín.

“Tuvimos entrenamiento de combate escénico dos meses antes de arrancar, ha sido divertido esto de los arneses”, señala Bethke, quien interpreta al líder arcano.

“Los arcanos son soldados legendarios que vienen de Francia, Italia y Rumania, con predilección por las armas antiguas, pero también cuentan con alta tecnología que utilizan para cazar a estos seres y hay que saber usar todo”, expresa.

Cada arcano, agrega el actor, tiene la cara tatuada con figuras basadas en pasajes bíblicos.

“Y usan las cenizas de los vampiros muertos para ponérsela en la cara; ha sido divertido, tenemos algunos rasguños y ampollas en las manos por el uso constante de espadas, pero nada más”, detalla.

Paloma Arredondo prepara a los niños actores, quienes prácticamente juegan frente a la cámara. Hubo talleres previos, de meses, para la preparación de sus personajes.

“La película se filmó mucho de noche y estaban preparados y había que cuidarlos porque son muy guerreros y quieren hacer más (risas) y a todos nos gusta jugar a espantar”.

Una casa real de una extensión de mil 500 metros cuadrados, hecha de vidrio y metal, fue la locación principal, con algo de construcción en foro, donde los arcanos vuelan (usando grúas de hasta 50 metros); también tienen sesiones de planeación.

En ambos lugares, uno en Morelos y otro en el Ajusco, los efectos se hicieron en set.

“Hay prostéticos —alteraciones del cuerpo con ayuda de rellenos, maquillaje y otros elementos— y stunts para cada arcano; generalmente en películas así se hace mucho CGI, aquí digitalmente sólo se van a hacer algunas explosiones y balazos; se verán trigales maravillosos que encontramos”.

El propio Daniel Martínez fue el coreógrafo de las peleas que se verán en la cinta que esperaría estreno en 2018, pero que no desean apresurar para entregar lo mejor posible.

“Hay mucha acción , mucha aventura y ritmo, intentando hacer algo novedoso para el cine mexicano”, expresa Castañeda.

“Sin origen”, que tuvo un presupuesto de 2 millones de dólares, contó en la fotografía con Germán Lammers (Cinco de mayo, la batalla).

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

One Comment