11 AM | 08 Ene

El fuerte discurso de «Oprah» en los Golden Globes (Video)

Oprah Winfrey apareció en una película de Steven Spielberg de 1985 titulada The Color Purple en la que se retrataba la realidad de las mujeres afroamericanas a principios del siglo XX y cómo se tenían que enfrentar a la discriminación y a la sumisión pero no de la sociedad de fuera, sino dentro de sus hogares. En algún punto de la película, el papel de Winfrey, una mujer llamada Sofia resume en unas cuantas palabras la historia completa de su vida: “toda mi vida he tenido que luchar”…



Y de eso se trató el discurso que dio esta noche en los Golden Globes 2018 al recibir el premio Cecil B. DeMille con el que demostró que en Estados Unidos y el mundo las cosas están cambiando desde la raíz para todos, especialmente para las mujeres que como Sofia, han tenido que luchar en contra de todos toda su vida.

“En estos momentos hay niñas viendo que soy la primera mujer negra en recibir este premio”, el mismo reconocimiento que Sidney Poitier en 1982, el primer actor afroamericano que recibió un Oscar.

“Lo que sé con seguridad es que hablar con la verdad es la herramienta más poderosa que tenemos. Y estoy muy orgullosa y me siento inspirada por todas las mujeres que han sido lo suficientemente fuertes para hablar y contar sus historias. Cada uno de nosotros estamos aquí porque celebramos las historias que contamos y este año nos convertimos en la historia. Y no es sólo una que afecta a la industria del entretenimiento, sino una que trasciende en todas las culturas, países, religiones, políticas.

Esta noche quiero expresar mi gratitud a todas las mujeres que han soportado años de abusos porque, como mi madre, tienen hijos que alimentar, cuentas que pagar y sueños que cumplir.

Hay mujeres que nunca sabremos sus nombres pues son amas de casa, trabajan en granjas, en fábricas, restaurantes, son ingenieros, médicos, científicos, forman parte del mundo de la tecnología, de la política y los negocios, son atletas olímpicos, soldados del ejército y algunas son como Recy Taylor. Un nombre que conozco y que ustedes también deberían conocer. En 1944, Recy era una joven esposa y una madre. Iba caminando de la iglesia a su casa cuando fue atacada por 6 hombres blancos que la violaron y la dejaron tirada cuando iba de regreso. La amenazaron con lastimarla si le decía a alguien. Pero su historia fue grabada por una mujer llamada Rosa Parks, quien investigó su caso y juntas intentaron hacer justicia. Pero la justicia no era parte de aquella época pues los hombres que la intentaron destruir nunca fueron acusados.

Recy Taylor murió hace 10 días. Ella vivió, como todas, en una cultura quebrada por la brutalidad de los hombres poderosos. Por muchos años, las mujeres no han sido escuchas o no les han creído cuando dicen la verdad y desafían el poder de esos hombres, pero el tiempo se les acabó. ¡El tiempo se les acabó! El tiempo se les acabó. Sólo espero que Recy Taylor haya muerto sabiendo que su verdad, así como la verdad de tantas mujeres que han sido atormentadas durante tantos años, e incluso ahora. Fue tan importante la decisión de Rosa Parks de permanecer sentada en ese camión, y sucede lo mismo con todas las mujeres que han decidido decir #MeToo y también todos los hombres que han decidido escucharlas.

En mi carrera, lo que siempre he intentado hacer a través de la televisión o el cine es decir algo, cómo realmente los hombres y las mujeres se comportan, cómo experimentamos las penas, el amor, cómo lo intentamos, fallamos, cómo nos superamos. He entrevistado personas que han atravesado las situaciones más horribles de la vida, pero una cualidad que todos parecen compartir es la habilidad de no perder la esperanza de llegar a una mañana brillante incluso durante las noches más oscuras.

Para todas las mujeres que están viendo esto, esta noche deben saber que un nuevo día está muy cerca, y ese nuevo día finalmente llegará porque hay muchas mujeres magníficas, muchas de ellas están aquí. Encuentren la madurez en sus corazones para que se conviertan en creyentes de que llegará el día en que nadie tenga que decir #MeToo otra vez. Gracias”.

Write a Reply or Comment