11 AM | 13 Feb

Conoce el código de conducta para ir al cine

La BBC publicó un código de conducta con una serie de reglas básicas de convivencia para que las visitas al cine sean más amenas para todos. Todos hemos sufrido alguna vez cuando nos toca ver una película cerca de alguien que no respeta uno o varios de los puntos que aquí se señalan. A veces incluso resulta ser nuestro acompañante quien nos hace pasar una mala experiencia en las butacas y por eso nos parece importante compartir esto. Aquí va:

1.- No comer nada más duro que un pan suave y sin relleno. Nadie quiere escucharte rumiar o masticar de cualquier manera posible. Los nachos son especialmente ofensivos, y del diablo.



2.- No sorber tus bebidas. Ya te tomaste un botellón de cinco litros de refresco, realmente no necesitas el hielo que se derrite. No tienes seis años.

3.- No hacer crujir esas extra crujientes bolsas de alta densidad crujiente. No escarbes para encontrar algo; si lo vas a necesitar durante la película sácalo con anticipación.

4.- No ser un padre irresponsable. Tu hijo de cinco años no quiere entrar a ver la última película clasificación B: estás usando al cine como niñera. Lo gemidos, quejas y llantos de tu niño son tu culpa y molestan terriblemente a todos los demás. Tu sueño interrumpido por las pesadillas de tu hijo también es tu culpa, y te lo mereces.

5.- No hobbies. Esto incluye tejer, vender drogas, armar modelos de aviones, pelear, tener sexo y actualizar tu Facebook.

6.- No hablar. Estás en el cine y viniste a ver, no a discutir. O “participar”, o “explicar” o “dialogar” o lo que sea. Lo más importante es que nadie en el cine pagó $60 pesos para escuchar tu comentario del director. Siéntate y cállate.

7.- No usar el celular. Para nada. Ni siquiera en “modo para avión”. No es un aeroplano, es un cine. Incluso si no parloteas estas creando contaminación visual. Guarda tus pulgares.

NOTA: incluye BlackBerries, Palm Pilots, iPads – lo que sea.

8.- No patear los asientos. La zona de piso enfrente de ti es tuya, ahí puedes poner tus piernas. La parte de atrás del asiento frente a ti es de alguien más; no la toques, interfieras con ella o  invadas el espacio con tus pies, rodillas o cualquier otra parte de tu cuerpo.

9.- No llegar tarde. Como Woody Allen en Annie Hall, se supone que veas las películas desde el principio hasta el final. Si se te hace tarde, ni modo: ve a ver algo más. Puede ser La tristeza y la lástima.

10.- No quitarse los zapatos. No estas en tu casa. Tampoco en Japón (a menos que sí estés, en cuyo caso, adelante). El cine es un espacio público: guarda tus aromas para ti.

AVE(@AloValenzuela)

Write a Reply or Comment