11 AM | 28 Jul

«Niebla de culpa» cinta que retrata el analfabetismo en México

Con apenas 68 minutos de duración, media hora menos que el promedio de las cintas nacionales, Niebla de culpa desea llegar a salas comerciales. El drama, protagonizado por Marina de Tavira y bajo la dirección de Francisco Laresgoiti (2033), forma parte ahora de la competencia oficial del Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF), que concluye este fin de semana.



Marina (Efectos secundarios) da vida a “Amanda”, una mujer que tiene una hija pequeña enferma a la que debe dejar al cuidado de quien fue su nana de niña.

“Hay tensión, porque Amanda no sabe que su nana no sabe leer ni escribir”, indica la actriz.

“Y creo que la duración (de la cinta) definitivamente nos puede ayudar para estar en salas”, considera Laresgoiti.

Niebla de culpa es una coproducción méxico-alemana, por lo cual su lanzamiento en el país teutón es posible, buscando por ahora distribuidor local.

2033, ópera prima del cineasta, es una cinta de ciencia ficción sobre la caza de humanos.

“Desde lo grande que hicimos esa película, tuve familia y muchas cosas, así que me fuí a un lado más humano, es un viaje corto, pero se muestran muchas cosas; tenemos escondidos una serie de simbolismos y, como sucedió en el festival, la gente se mantiene tensa porque no sabe qué va a pasar con la nana, habrá quien sólo vea el problema de analfabetismo”, abunda Laresgoiti.

Por lo pronto, Marina de Tavira está feliz con el anuncio de que Roma, cinta de Alfonso Cuarón y donde actúa, irá al certamen de Venecia, junto con Berlín y Cannes, de los más importantes del orbe.

La película se ubica en 1971 en la Ciudad de México, viéndose todo el contexto social del momento, incluyendo “el Halconazo” del 10 de junio, donde militares vestidos como civiles, atacaron y mataron a varios estudiantes en el transcurso de una marcha.

“Tengo el corazón lleno de gratitud, lo importante está en la película y es lo que puedo decir, Alfonso (‘Gravedad’ e ‘Y tu mamá también’), es un director sumamente exigente y detallista, te dice las cosas muy sutilmente y concretas, nunca se da por satisfecho”, destaca.

Actualmente, Marina integra la serie de recién estreno, “Falco”, como la esposa del personaje principal y quien despierta tras un coma de dos décadas.

“La deja más joven y de pronto debe enfrentar todo eso”, apunta la actriz.