06 PM | 05 Ene

Las películas que sólo disfrutarán las personas inteligentes según la ciencia

¿Amas las malas películas y ríes a carcajadas cada vez que miras una? Quizá seas más inteligente que el resto.

Es un poco banal pensar en qué tipo de película te puede hacer inteligente o demuestra que lo eres. Muchos mencionarían profundos trabajos de Andrei Tarkovski, Ingmar Bergman o incluso algunas de las primeras cintas de Christopher Nolan, pensando que —porque son obras que presentan temas un poco más enfocados hacia el análisis, a diferencia del cine mainstream— solo son para gente con un intelecto más alto, pero eso no es verdad. En realidad ver cine te hace más inteligente per se, abre tu panorama y permite observar nuevas cosas. Así sea bueno o malo lo que se vea, esté escrito por Charlie Kaufman o Adam Sandler, en cierto sentido, todas las películas nos hacen tener un criterio más amplio.



Además, ¿por qué cerrarse a las malas películas? ¿Por qué pensar que sólo las más grandes obras de la historia nos pueden entretener o aportar algo? De hecho, mirar un filme terrible nos puede aportar mucho más que uno bueno: nos damos cuenta de que algo no está bien y nos podemos burlar de ese hecho, aprendiendo así a tener un criterio más sólido sobre lo que es de calidad y qué es simplemente malo.

Como prueba de eso, un estudio publicado por el diario científico Poetics, aseguró que existe un vínculo entre la alta inteligencia y disfrutar malas películas.

Aunque parece irónico, sirve para reforzar lo que mencionamos. «Para esos espectadores, los malos filmes parecen como una alternativa interesante al cine popular», asegura el Dr. Keyvan Sharkhosh, uno de los investigadores. Quizá haya más que eso. El estudio asegura que son las personas con un alto nivel cultural las que disfrutan más de esos trabajos, ya que, al tener más conocimientos, pueden burlarse de obras que son ridículas sin intención. Tienen la capacidad de ver los errores y lo mal producidos que están los filmes, pueden entender todo lo que hay detrás de lo exhibido en la pantalla. Es una característica de un cinéfilo interesado en todo el proceso de creación de una mala cinta.

«A primera vista parece paradójico que alguien vea a propósito películas malas, vergonzosas y hasta perturbadoras, y que lo disfruten», dice el investigador. Y sí, es extraño. El cliché marca que la persona culta verá más películas profundas e interesantes, pero lo cierto es que un mal filme es una excelente forma de diversión para reforzar conocimientos y pasar el rato.

Cabe destacar que con «mal filme» no englobamos todas las malas películas que se hayan realizado. Las películas de las que habla el estudio son las trash; hechas con bajo presupuesto, y que no son malas de forma intencional, sino que se ven tan mal que es imposible dejar de reírse. No se refiere precisamente a una comedia mala como cualquiera de Eugenio Derbez, o una de acción tipo Rápidos y furiosos, sino a trabajos como Mommie Dearest, que originalmente estaba planeada como un drama y termino siendo una comedia por las malas actuaciones, el pésimo diseño de producción y la exagerada historia. Otro ejemplo es The Room de Tommy Wiseau, que fue pensada como un drama clásico pero hoy es considerada «la mejor peor película de la historia»; su impacto fue tal que James Franco dirigió una adaptación de la leyenda detrás de esa cinta: The Disaster Artist.

Otras películas son las también llamadas z-movies, hechas con muy poco presupuesto y que, aunque tratan de crear impacto, terminan siendo hilarantes, provocando un fuerte interés en el espectador que ya está harto de lo convencional. Las disfruta alguien que pueda diferenciar entre un filme aburrido y uno tan malo que es bueno.

Si te gustan ese tipo de películas, quizá seas más inteligente que el resto. En realidad el estudio sólo afirma que hay un vínculo entre tener un gran bagaje cultural y el gusto por esos filmes, pero eso dice mucho de nosotros. Si alguien ya conoce las más grandes obras de Tarkovski o de Bergman, el próximo paso no serían más directores profundos, sino aquellos que quisieron hacer demasiado y terminaron creando trabajos hilarantes y vergonzosos. Solo así puedes ampliar tu panorama y conocer más sobre el cine.

07 PM | 27 Dic

Star Wars: Los Últimos Jedi revela nuevos secretos sobre Snoke

Star Wars: Los Últimos Jedi revela nuevos detalles sobre Snoke
¿Qué pasará en Episodio IX?

Star Wars: Los Últimos Jedi (Star Wars: The Last Jedi, 2017) dividió las aguas entre los fans con varios giros y sorpresas. Uno de ellos llegó de la mano del Líder Supremo Snoke, interpretado por Andy Serkis, pero parece que hay nueva información oficial que puede traer pistas para el cierre de la trilogía. Se vienen SPOILERS si no viste el film.

El número especial de la Star Wars Insider Magazine dedicado a la película dirigida por Rian Johnson cuenta que Snoke había entrenado «al menos a un aprendiz más» aparte de Kylo Ren. ¿Quiere decir esto que todavía no vimos las últimas consecuencias del plan del gran villano? Puede que sea algo que no lleve a ningún lado, pero es extraño que lo incluyan en material oficial de la franquicia, sabiendo que los fans van a hacer mil teorías al respecto.

Teniendo en cuenta que es Star Wars, también es posible que la historia de ese otro aprendiz se explore en algún formato diferente, como novela, comic o videojuego. Veremos que nos depara el futuro de la franquicia con respecto a esto.

04 PM | 25 Nov

El clásico ‘Casablanca’, la magia del cine cumple 75 años


Y pensar que el pianista Sam iba a ser una mujer y que Rick lo iba a interpretar Ronald Reagan. Pero, para suerte de los cinéfilos, Casablanca ha pasado a la historia del cine con la voz ronca de Doolew Wilson cantando As time goes by mientras Humphrey Bogart e Ingrid Bergman recordaban París.

Una película mítica de cuya primera exhibición pública se cumplen 75 años este sábado. Una fecha de 1942, en plena II Guerra Mundial, elegida para celebrar que apenas unos días antes se había producido el desembarco de los aliados en el norte de África, que debilitaría en gran medida el régimen colaboracionista de Vichy, el representado en la película por el capitán Louis Renault (Claude Reins).



Porque pese a ser una de las historias de amor más famosas del cine —la más grande de todos los tiempos según el American Film Institute (AFI)—, Casablanca también es una película política y de guerra.

Rick (Bogart) pertenece a la resistencia contra los nazis y en ese contexto conoce a Ilsa (Bergman) en París, donde ella espera en vano encontrar a su marido desaparecido —Victor Laszlo (Paul Henreid)— que es, a su vez, el líder de esa lucha contra la Alemania de Adolfo Hitler.

Todos ellos se encuentran en Casablanca, paso obligado de los miembros de la resistencia que buscan un visado para continuar su lucha desde fuera de Francia. Y el café de Rick es el punto en el que los intercambios se producen.

Pero pese a ese contexto político, Casablanca es una pura historia de amor, la de Rick e Ilsa, sustentada en las magníficas interpretaciones de dos de los más grandes actores que ha dado el cine, que hicieron magia con un material en el que nadie confiaba.

Tanto, que es una de las películas más importantes de la historia del cine, en concreto ocupa el tercer puesto en la lista de las 100 que todo el mundo debería ver, según el AFI, solo superada por Citizen Kane y The Godfather.

Sin embargo, ni Bogart ni Bergman ganaron el Oscar, que sí premió al director (Michael Curtiz), al guión adaptado —de la obra de teatro Everybody Comes to Rick’s— y a la película.

Algo curioso si se tiene en cuenta que el guión se fue cambiando una y mil veces durante el rodaje.

Por ejemplo, al principio no se sabía si Ilsa se quedaría con Rick o con Victor, la escena final de la despedida en el aeropuerto se escribió la noche antes del rodaje y la famosa frase: «Creo que esto es el comienzo de una gran amistad», se incorporó una vez finalizada la grabación.

Son algunas de las curiosidades que cuentan varios autores en Casablanca. 75 años de leyenda (Notorious), que también recuerda que para el papel de Rick se pensó en un momento en Ronald Reagan o que el músico Sam iba a ser una mujer, interpretada por Ella Fitzgerald.

Un nuevo volumen que se une a muchos otros clásicos que han dedicado su atención a una película de la que no se ha dejado de hablar desde su estreno.

Por la cantidad de cambios que hubo en su equipo, por la poca confianza de la Warner en su éxito o por lo banales e incluso cursis que eran algunas de sus frases más famosas —»Tócala Sam, toca ‘El tiempo pasará'», «Siempre tendremos París» o «El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos»—.

Frases que además han pasado a la historia modificadas por nuestros recuerdos. Así, todos creemos que Ilsa dijo: «Tócala otra vez, Sam» y Rick: «Siempre nos quedará París».

Como también recordamos vívamente que Ilsa vestía de azul mientras los alemanes iban de gris en su entrada a París, pero la película está rodada en un precioso blanco y negro.

Toda una gama de grises que ocultó de forma efectiva que la historia se rodó casi en su totalidad en los estudios de la Warner e incluso con decorados reciclados de otras películas.

Pero Michael Curtiz, que sustituyó al inicialmente previsto William Wyler y que hasta entonces se había especializado en cintas de acción como Robin de los Bosques, logró unir toda esa amalgama y conseguir un resultado casi perfecto.

Un accidentado proyecto que sin embargo hechizó a los espectadores desde el primer día por la magia que desprendía una pareja irrepetible y un poco habitual final infeliz.

cmd

07 PM | 25 Oct

Datos curiosos sobre «COCO» de Pixar

PURO HUESO – Los realizadores incluyeron algunos guiños sutiles de los esqueletos que viven en la Tierra de los Muertos. Por ejemplo, las calles empedradas presentan adoquines en forma de huesos.

 

CAMBIO DE PLANTAS – A los artistas de Pixar Animation Studios les gusta añadir vegetación (pasto, árboles, arbustos) en los entornos exteriores. Pero para los realizadores de COCO, la Tierra de los Muertos debía ser diferente. Las únicas plantas vivas en el vibrante y fantástico mundo de los muertos son las flores de cempasúchiles.

  • Los realizadores cinematográficos aprendieron, en sus viajes de investigación a México, que se cree que el aroma y el color de los pétalos de cempasúchiles ayudan a guiar a los espíritus de los seres queridos de regreso al hogar en el Día de Muertos.

 



RECICLADO – Dante, el fiel compañero de Miguel, es un perro Xolo —abreviación de la raza Xoloitzcuintle— el perro nacional de México cuyos orígenes están fuertemente arraigados en la civilización mesoamericana. Los Xolo eran considerados los representantes del dios azteca del fuego y el relámpago: Xolotl en la Tierra. Los perros Xolo son una raza que casi no tiene pelo, y a la que también con frecuencia le faltan algunos dientes, lo que hace que la lengua les cuelgue naturalmente afuera. Los realizadores quisieron incluir este rasgo en el diseño de Dante y hacer que su lengua se comportara como un personaje en sí mismo. Para lograrlo, se valieron de la estructura que utilizaron en BUSCANDO A DORY para animar los dinámicos tentáculos del “septópodo” Hank.

  • Los realizadores invitaron perros Xolo locales a Pixar para que los artistas pudieran interactuar con los queridos perros y estudiar su anatomía.
  • Xoloitzcuintle deriva del dios azteca Xolotl y la palabra azteca Itzcuintli que significa perro.
  • Hallazgos arqueológicos en tumbas de origen azteca, entre otros, indican que la raza data desde hace 3.500 años.
  • Muchos consideran que los perros Xolo poseen poderes curativos.

 

RASGUEANDO CUERDAS – En COCO, Miguel recicla una vieja guitarra, que emparcha y pinta igual a la emblemática guitarra de Ernesto de la Cruz. Pero los realizadores sabían que si asignaban el diseño a un artista adulto, no se vería bien. El director Lee Unkrich convocó a su hijo para abordar el proyecto y crear el diseño de la guitarra reciclada por Miguel.

  • Todas las interpretaciones en guitarra de COCO se recrearon con precisión. Los realizadores grabaron a músicos tocando todas las canciones y sujetaron GoPros en sus guitarras, para ofrecer a los animadores material de referencia.
  • Ernesto posee una sala de ofrendas en su gran torre en la Tierra de los Muertos donde guarda todas las ofrendas que la gente le ha dado durante los años. Entre los numerosos obsequios, se alzan enormes espirales de guitarras y otros instrumentos.

 

DAR EN LA NOTA – Para Ernesto de la Cruz, se añadieron nuevas estructuras faciales que resaltaron la vibración de su nuez de Adán, garganta y mejillas cuando canta.

 

DAR UNA PIERNA – Cuando Miguel y Héctor visitan a Chicharrón para pedirle prestada una guitarra, queda claro que no es la primera vez que Héctor pide un préstamo a su amigo. Chicharrón lleva un caño en lugar de su fémur, ya que ese hueso se lo prestó a Héctor… para siempre.

  • Chicharrón es el personaje menos recordado de la Tierra de los Muertos. Los artistas deseaban reflejar los cambios físicos que supone ser olvidado: su rostro tiene muchas más marcas y muescas, y tiene los huesos más flojos y desgastados que sus pares.

 

LA ROPA HACE A LA MULTITUD – Se crearon más de 500 prendas para el vestuario de las distintas multitudes de personajes de la película, desde los habitantes de Santa Cecilia hasta los esqueletos invitados a la fiesta de Ernesto de la Cruz en la Tierra de los Muertos. Los artistas de Pixar pasaron mucho tiempo haciendo bocetos de sesiones en vivo de bailarines folklóricos mexicanos. Los artistas se encargaron de sombrear, moldear y combinar las 500 piezas de ropa de distintas maneras para vestir a los miles de personajes de la multitud.

 

CON LA BARBILLA EN ALTO – Los diseñadores de personajes pasaron meses tratando de hallar el aspecto adecuado para cada personaje. Y como Ernesto de la Cruz es un personaje excepcional, querían dotarlo de atributos que lo hicieran único; incluida la hendidura en su barbilla visible tanto en la versión viva del personaje como en su versión en la Tierra de los Muertos.

  • Los artistas diseñaron un peculiar rizo de cabello que le cae sobre la frente.
  • El personaje lleva un bigote fino, común en la época en la que Ernesto era popular.
  • En la Tierra de los Muertos, Ernesto va todo vestido de blanco. Con tantos colores brillantes a su alrededor, el color blanco aseguró que Ernesto fuese el centro de atención… justo como a él le gusta. Y hasta sus huesos son inmaculados por ser un personaje tan recordado.
  • Los animadores dieron a Ernesto un cierto movimiento al caminar para resaltar su carácter de celebridad.