12 PM | 13 Feb

España, el cuarto país que más películas produjo en Europa

España, el cuarto país que más películas produjo en Europa entre 2007 y 2016.

Solo le superaron Reino Unido, Francia y Alemania. La producción de cine creció un 89 por ciento en los últimos 10 años en nuestro país.



La producción de cine en España ha crecido un 89 % en los últimos diez años, según un informe del Observatorio Audiovisual Europeo publicado hoy que sitúa a España como cuarto país por volumen de producción entre 2007 y 2016, detrás de Reino Unido, Francia y Alemania.

El informe, que incluye datos de 36 países, revela que España y Dinamarca son los únicos países de la UE donde la producción ha subido por encima de la media, aunque el mayor crecimiento se ha dado fuera de la UE, especialmente en Turquía, que sube un 180%.

El presupuesto de las películas en España se ha reducido a la mitad en España en los últimos cinco años
Para analizar el crecimiento los expertos del Observatorio han utilizado bienios (la media de 2007-2008 frente a la de 2015-2016) en lugar de años individuales, con el fin de evitar las fuertes fluctuaciones en algunos países, según explican en el informe.

Problema de presupuesto
El estudio se limita a cifrar el volumen de producción, sin tener en cuenta el presupuesto medio de las películas, que en los últimos cinco años se ha reducido a la mitad en España, según datos de la confederación de productores, o el impacto en taquilla.

El crecimiento medio en Europa fue del 47%, pasando de 1.444 películas en 2007 a 2.124 en 2016. El número de películas producidas en ese periodo fue superior a 18.000 y el ‘boom’ fue especialmente notorio en el terreno del documental, que prácticamente dobla su número, hasta 698, mientras que la ficción creció un 33 %.

Tomando únicamente el bienio 2015-2016, España se sitúa en primer lugar, con un 11,3 % de la producción total, seguida de Francia (10,8 %), Reino Unido (10,2 %), Italia (9,4 %) y Alemania (9 %).

El informe se detiene especialmente en el estudio de las coproducciones y en este terreno España se sitúa en segundo lugar (12 %, 460 proyectos) en todo el periodo, precedida de Francia (15%) y seguida por Alemania (11 %), Suiza (6%) y Reino Unido (5%).

Las coproducciones europeas mayoritarias representaron un 20,4% del volumen total de producción en la década. El 60 por ciento de las coproducciones realizadas en Europa fueron con otros países europeos, 105 como coproductor mayoritario y 142 como minoritario.

01 AM | 02 Feb

España: Telefónica hace alianza con Netflix, se consolida Movistar+

Telefónica se alía con Netflix para incluir sus contenidos en Movistar+
Telefónica y Netflix entierran el hacha de guerra. Ambas compañías anunciarán una alianza para incluir todas las series y películas de Netflix en Movistar+. ¿Qué gana (y qué pierde) cada una con el acuerdo?

Bombazo en el ‘streaming’ de series y películas en España. Telefónica y Netflix, los dos enemigos a muerte del sector, están a punto de enterrar el hacha de guerra. José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, y Reed Hastings, fundador y consejero delegado de Netflix, ultiman un acuerdo que se anunciará a mediados de febrero, según fuentes conocedoras de la operación. Servirá para que todos los contenidos de la estadounidense pasen a verse automáticamente también en Movistar+, igual que ya ocurre desde 2016 con Vodafone y Orange. La alianza, que va a remover los cimientos del ‘streaming’ en nuestro país, tiene una motivación muy clara: ambas, Telefónica y Netflix, se necesitan mutuamente para sobrevivir.



El principio de acuerdo entre las compañías está cerrado, pero falta algo importante: negociar todos los matices contractuales y la estrategia de precios a seguir. Y firmarlo. Eso hará que su entrada en vigor comercial no se vaya a producir hasta después del verano. Telefónica y Netflix tienen dos grandes opciones. Por un lado, optar por una estrategia similar a la que el gigante estadounidense mantiene hoy con Vodafone, es decir, contratación directa desde Movistar+ y al mismo precio que si nos suscribiéramos directamente con Neflix. Por otro lado, elaborar nuevas tarifas en las que el servicio de ‘streaming’ sea un complemento más, algo parecido a lo que Vodafone ya hace con HBO. «Es algo que se cerrará en los próximos meses», señalan fuentes conocedoras de la operación.

Lo que sí está claro es que la colaboración no se limitará a añadir un botón de Netflix dentro del contenido de Movistar+. Habrá un desarrollo y una adaptación del contenido de la estadounidense al interfaz y experiencia de usuario de la operadora. Una integración técnica que también llevará tiempo y que no estará lista hasta después del verano.

La alianza supone un terremoto en el sector, pero se veía venir. José María Álvarez-Pallete lo dejó caer a comienzos del pasado diciembre en la cumbre global de directivos de la compañía, en la que, curiosamente, el invitado estrella fue el propio Reed Hastings. Álvarez-Pallete insistió en la necesidad de transformar la operadora en una empresa «abierta a colaborar con otras plataformas». Mientras lo decía, los logos de Netflix, HBO y Amazon ondeaban por encima de su cabeza en una pantalla gigante. Impensable hace unos años, pero era en realidad un avance de lo que estaba por llegar. El acuerdo está ahora a punto de hacerse realidad y para Telefónica responde a una gran necesidad: depender cada vez menos del ruinoso negocio del fútbol y la pelea por los derechos de la Liga.

El acuerdo con Netflix es una de las bazas de la operadora para hacer atractiva su oferta televisiva ante una retirada de la ‘guerra del fútbol’

Fuentes conocedoras de la operación aseguran que se trata de una de las bazas de Álvarez-Pallete para hacer atractiva su oferta televisiva ante una posible retirada total o parcial de la ‘guerra del fútbol’. Los operadores llevan tiempo avisando de la espiral inflacionista del precio de los derechos del fútbol. «Ha habido una subida de precios a lo bestia», dijo a finales del año pasado Antonio Coimbra, consejero delegado de Vodafone. La Liga de Fútbol Profesional (LFP) espera llegar a los 2.300 millones de euros en pago por derechos para distribuir los partidos de las temporadas entre 2019 y 2022 de la Liga Santander, algo que los operadores ven inasumible.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. (EFE)El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. (EFE)
Según Coimbra, para rentabilizar la inversión, el precio que tendrían que pagar los clientes debería ser tres veces más. «Nadie está dispuesto a hacerlo», aseguró. Orange se ha manifestado en la misma dirección. «Los precios me parecen una locura. En España, los clientes ya no están dispuestos a pagar por ello», espetó el pasado octubre el consejero delegado de Orange España, Laurent Paillassot. Movistar opina exactamente lo mismo, pero ha sido más cauta a la hora de expresar sus quejas en público.

La oposición de las operadoras ha dejado la puerta abierta a otras compañías con los bolsillos más llenos. Amazon (con 22.000 millones de dólares en tesorería) y Facebook (7.200 millones en tesorería) son dos de las multinacionales tecnológicas que han confirmado su interés por asistir a la próxima subasta de derechos de la LFP. Si finalmente las operadoras deciden apearse de la «locura» del fútbol, ¿cómo compensar el adiós al deporte rey en su menú de televisión de pago?

Telefónica quiere depender menos de los derechos del fútbol y Netflix es su baza para diversificar. (EFE)
Telefónica quiere depender menos de los derechos del fútbol y Netflix es su baza para diversificar. (EFE)
En el caso de Movistar, la respuesta se llama Netflix. Y no solo eso. «Las inversiones que antes iban al fútbol irán destinadas ahora a mejorar la red de fibra, los contenidos 4K y la producción propia de contenidos», aseguran fuentes conocedoras de los planes de la operadora. En el frente 4K, estas mismas fuentes confirman otra novedad: el decodificador 4K (que ahora mismo se encuentra en pruebas con un reducido número de usuarios) llegará a todos los clientes de la operadora después del verano.

Tras el acuerdo, Netflix y Telefónica pasarán a partir de mediados de febrero a una curiosa situación de ‘coopetición’. Ninguna de las dos abandonará sus planes en producción propia, pero ambas tomarán por fin estrategias diferentes. La operadora aspira a ser ahora una plataforma de distribución global de todo tipo de contenidos, no importa de quién vengan. Y sus apuestas, de momento, no han funcionado nada mal.

Reed Hastings, fundador y consejero delegado de Netflix. (Reuters)Reed Hastings, fundador y consejero delegado de Netflix. (Reuters)
La serie ‘La peste’ ha logrado una media de más de 1,1 millones de visionados por capítulo; ‘Vergüenza’, alrededor de un millón, y ‘La zona’, 600.000. En esta línea, Movistar tiene previsto lanzar una precuela de ‘La zona’ protagonizada por Juan Echanove, y en el mes de marzo empezará la emisión de ‘Fama’, ‘reality’ presentado por Paula Vázquez. Netflix, por su parte, seguirá a todo trapo con su inversión en series y películas propias. ¿Qué gana entonces aliándose con Telefónica? Suscriptores.

«Netflix no ha alcanzado una masa crítica de clientes en nuestro país para hacer el servicio rentable. Necesitan más suscriptores, y eso lo pueden conseguir de la mano de Movistar+», señalan fuentes del sector. Las cifras reales de clientes de Netflix en España son un misterio: la compañía no publica los datos por país. Las estimaciones más recientes recabadas por la CNMC (primer semestre de 2017) le otorgan una cuota del 7,3% de hogares con acceso a internet, es decir, 1.163.000 clientes, frente a los dos millones de Movistar+ (12,6% de cuota) o los 414.000 de HBO (2,6% de cuota). Sin embargo, las mismas fuentes señalan que esa cifra de 1,163 millones de abonados está en realidad inflada por la gran cantidad de consumidores que se dan de alta solo para disfrutar de la prueba gratuita de un mes pero luego no se hacen de pago al finalizar.

Sea cual sea la cifra real, que Netflix haya aceptado aliarse con Telefónica solo significa una cosa: necesita ayuda para impulsar su negocio en España. «Ambos se han dado cuenta de que la atomización de la oferta es ineficiente. El modelo futuro pasa por grandes distribuidoras como Movistar+ que aglutinen el contenido de estos ‘players’ o ‘majors’ extranjeros, como Netflix, HBO o Amazon», señalan fuentes consultadas.

Tras el acuerdo, que se dará a conocer en febrero, está por ver qué ocurrirá con una de las grandes batallas técnicas que han enfrentado a ambas compañías durante los últimos años: la lentitud a la hora de ver Netflix si tu proveedor de internet es Movistar. Desde que Netflix comenzara a publicar su índice de velocidad en España a finales de 2015, Movistar ha sido con creces la peor parada. Lo puedes ver en el gráfico de arriba. Sí, la línea inferior azul es la de la operadora, que, según Netflix, ofrece a sus clientes un acceso a velocidad media de 2,65 megabits por segundo​ (Mbps, diciembre 2017), frente a los 3,81 de Vodafone o 3,68 de ONO.

Más que un problema técnico, se trata de una falta de entendimiento entre ambas compañías, que se niegan a aceptar las condiciones de interconexión que impone cada una. Habrá que ver si, tras el acuerdo, la línea azul de Movistar comienza a subir mágicamente. Es de esperar que lo haga. Y sería otra señal de que el acuerdo, tal y como está el mercado, tiene todo el sentido del mundo. Al fin y al cabo es lo que lleva intentando Vodafone durante los dos últimos años: convertirse en un gran ‘bufé libre’ de contenidos, sin ningún tipo de restricción. Movistar ha dado el primer paso en la misma dirección. ¿Será HBO la próxima en casarse con la operadora? Ahora todo es posible.

Fuente

07 PM | 04 Nov

Fallece la madre de Antonio Banderas

El actor anuncia en redes sociales la pérdida de su madre Ana Bandera Gallego.
Ana Bandera Gallego, madre del actor español Antonio Banderas, falleció hoy en la ciudad de Málaga (sur) a los 84 años, según anunció el propio artista en las redes sociales.

«A las seis de esta madrugada, día 4-11-2017, nuestra madre Ana Bandera Gallego nos ha dejado para siempre», escribió Banderas junto a una fotografía de su madre en su juventud.


El actor añadió que su madre «se lleva no sólo el cariño de su familia, también el de sus amigos que la quisieron bien y la recordarán siempre. Que Dios la tenga en el lugar que merece».

Antonio Banderas estuvo los últimos días en Málaga para participar en el rodaje de la serie «Genius», producida por National Geographic y Fox 21, en la que interpreta al pintor español Pablo Picasso.

03 PM | 25 Oct

Filman película porno en Sevilla en plena vía pública

A plena luz de día e incluso ante la presencia de menores, el pasado sábado se filma una cinta para adultos frente al palacio de San Telmo, sede de la presidencia de la Junta de Andalucía

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, ha dado traslado a la Subdelegación del Gobierno en la provincia de la información que obra en su poder sobre la grabación de mujeres desnudas en varios enclaves del centro histórico de la ciudad al objeto de que este hecho pueda ser investigado por la Policía Nacional por si es constitutivo de delito.



Fuentes municipales han informado a Europa Press de que, a su vez, en el Consistorio se mantiene abierta la investigación de carácter administrativo que se abrió el pasado domingo, cuando comenzaron a circular las imágenes de esta grabación por las redes sociales, y estudia además si procede dar traslado a la Fiscalía de Sevilla.

Asimismo, se ha localizado al titular del coche de caballos utilizado en la grabación, al que se ha pedido que colabore en la investigación, analizándose si su actuación ha podido entrañar algún tipo de conducta irregular.

Aunque el Consistorio hispalense impulsa los rodajes y reportajes fotográficos en la ciudad por su proyección turística y aportación a la industria cinematográfica local y regional, considera que este tipo de grabaciones de mujeres desnudas «no contribuyen positivamente a su imagen».

Desde el Consistorio ya indicaron que, «en ningún caso hay autorización alguna por parte del Ayuntamiento ni consta notificación de ese rodaje», y, «según las investigaciones que se han realizado hasta ahora, todo apunta a una práctica que se ha registrado en algunas ciudades europeas de tomar fotos o vídeos de desnudos en zonas simbólicas de ciudades».

Se trata de una acción que se realiza en muy pocos minutos y con un equipo mínimo, según han apuntado las mismas fuentes.

05 PM | 28 Sep

Muere el director de cine Antonio Isasi-Isasmendi a los 90 años


El realizador fue pionero en la internacionalización del cine español y creó películas como ‘Vamos a contar mentiras’ o de la serie televisiva ‘Goya’.

El director y productor de cine madrileño Antonio Isasi-Isasmendi, realizador de películas como Vamos a contar mentiras o de la serie televisiva Goya, falleció ayer en Ibiza a los 90 años, ha informado hoy la Academia de Cine en las redes sociales.

Galardonado con el Goya de Honor en la 14 edición de esos premios, Isasi-Isasmendi, nacido el 22 de marzo de 1927 en Madrid, aunque desde muy joven vivió en Barcelona, empezó muy joven en el cine y ya con 13 años intervino en el doblaje de un niño en la película El pequeño lord. Posteriormente entró a trabajar como botones en la productora Emisora Films, donde fue ascendiendo hasta llegar a la categoría de montador (1947-1954) de las películas dirigidas por Ignacio F. Iquino.

Isasmendi, que trabajó también para Edgar Neville, Rovira Beleta, o los hermanos Mihura, confeccionó guiones, dirigió cortometrajes, fue jefe de producción y en 1954 dirigió su primer largometraje, Relato policiaco. Dos años después fundó su propia productora, Producciones Isasi, con estudios de rodaje propios y para la que realizó la práctica totalidad de sus películas.

La carrera cinematográfica de Isasi presenta dos fases bien diferenciadas: la primera, de cine de acción y policiaco, estrictamente nacional, que se inicia con el rodaje de la película La huida (1955) y la segunda, que empieza con La máscara de Scaramouche (1963) en la que su trabajo se internacionalizó y dirigió estrellas mundiales como Karl Malden, Elke Sommer o Jack Palance.

Los otros catalanesLos otros catalanesFerrer MolinaCon un arma en forma de urna, detalle que maquilla la violencia del delito, este domingo miles y miles de catalanes están decididos a despojar a otros miles y miles de catalanes de su condición de ciudadanos españoles y europeos. El atropello resulta particularmente ofensivo al cometerse sobre la parte peor tratada de la sociedad catalana.
recomendado por
De la primera época son Pasión bajo el sol, un drama rural, de 1956; Rapsodia de sangre, 1957; Diego Corrientes, 1959; La mentira tiene cabellos rojos, 1960; Tierra de todos, 1961, y Vamos a contar mentiras, 1962, esta última, una adaptación de la obra de Alfonso Paso. En España dirigió a Fernando Rey, Paco Rabal, Amparo Baró, Vicente Parra, Maribel Verdú o Marisa Paredes.

De su segunda etapa son Estambul 65, que distribuyó Columbia; Las Vegas 500 millones, que compró Warner o Un verano para matar, de 1972 que se exhibió en diversos cines de Nueva York y con las que obtuvo importantes premios no solo técnicos y críticos, sino de taquilla. Otros trabajos de Isasi son el documental Rafael en Raphael, de 1974, y El perro, de 1977, una adaptación de la novela de Alberto Vázquez Figueroa.

Después de un largo silencio, en 1985 produjo la serie de televisión Goya y, tres años más tarde, se despidió de la dirección cinematográfica con El aire de un crimen, de 1988, basada en la novela de Juan Benet. El cineasta, que vivía desde 1988 en Ibiza, era autor de Memorias tras la cámara. 50 años de un cine español.
Fuente

07 PM | 22 Feb

Toni Erdmann arrasa en los Premios del Cine Europeo, que se olvidan de Almodóvar

El equipo de «Toni Erdmann» festeja su triunfo en el escenario tras la entrega de los 29º Premios del Cine Europeo

Si en la Europa política manda Alemania, en la Europa cultural no podía ser menos. La película «Toni Erdmann», escrita y dirigida por Maren Ade, arrasó en la ceremonia de entrega de los 29º Premios del Cine Europeo. No fue una sorpresa, más bien un reconocimiento merecido a «una película excepcional», como la definió Oti R. Marchante tras la expectación que la cinta despertó en Cannes. La academia, con base en Berlín y mayoría alemana entre sus miembros, apostó sobre seguro dando un baño de premios a sus compatriotas de «Toni Erdmann» (Mejor directora, mejor película, mejor guión, mejor actor y mejor actriz; las cinco en las que estaba nominada) en detrimento de sus competidoras, entre las que destacaban «Julieta», de Pedro Almodóvar; «Elle», de Paul Verhoeven y «Yo, Daniel Blake», de Ken Loach, que se quedaron en blanco.

«Toni Erdmann» fue lo más escuchado de la noche. Un título que impidió que desde el escenario del Forum Nacional de Música de Breslavia se escucharan los nombres españoles de Javier Cámara, Adriana Ugarte o Emma Suárez, las opciones patrias en la categoría de actuación. Sandra Hüller, protagonista femenina de «Toni Erdmann» y Peter Simonischek, el masculino, se llevaron a Alemania el honor que les reconoce como los mejores intérpretes del continente.

El resto de nominados españoles tampoco encontraron la fortuna del premio. Los españoles Alberto Vázquez y Pedro Rivero estaban nominados con «Psiconautas» a mejor película de animación, pero la suerte fue esquiva con la península y el galardón acabó en las manos suizas de Claude Barras, director de «My Life as a Zucchini». Tampoco hubo suerte en la categoría de mejor cortometraje. Y eso que dos producciones españolas, «El adiós», de Clara Roquet y «Tout le monde aime le bord de la mer», de Keina Espiñeira, estaban entre las 15 nominadas. «From My Window In Aleppo», una coproducción holandesa y siria sobre la barbarie de la guerra civil en aquel país, se alzó ganadora. Su guionista, Issa Touma, con base en la ciudad asediada, dio uno de los discursos más emocionantes -y uno de los pocos breves- de la noche.

Otro de los momentos intensos, de esos que ponen la piel de gallina y mantienen largos aplausos, fue el homenaje que el presidente de la Academia de Cine Europeo, Wim Wenders, dedicó al director polaco Andrzej Wajda (ganador del Oscar de Honor en el año 2000). Dieciseis años después, y con la excusa de la ceremonia en Breslavia, Europa rindió honores al «padre que fue para muchos de los cineastas europeos».

El actor Pierce Brosnan recoge el galardón de honor
El actor Pierce Brosnan recoge el galardón de honor- EFE
Tras la emoción llegó el glamour, el instante que iba a atrapar la mayor parte de los flashes de la noche: Pierce Brosnan con el premio de honor a su carrera. Le presentaron recordando su compromiso con el cine europeo y su faceta social, y durante cerca de un minuto tuvo que aguantar una lluvia de aplausos mientras solo podía dar las gracias a los presentes. En su discurso repasó su vida, desde sus primeros pasos en la industria hasta el papel de James Bond: «Desde que crecí he estado soñando con películas y ser actor. Es un gran honor este premio», dijo el irlandés, que cerró su intervención con un emotivo consejo a la audiencia: «Hacer películas desde el corazón».

Y desde el corazón salieron las palabras que Ángela Molina dedicó en francés a Jean-Claude Carrière. El actor y guionista, omnipresente en las horas previas a la ceremonia, recibió el reconocimiento a los logros alcanzados a lo largo de su carrera. Una carrera que, a sus 85 años considera activa, ya que en el escenario no dudó en recordarle a Pedro Almodóvar que todavía no han trabajado juntos.

Política, nacionalismos y Europa
Durante la jornada del sábado, el director español Pedro Almodóvar y Paul Laverty, guionista de «Yo, Daniel Blake», se preocuparon en marcar las diferencias entre «la Europa cultural y la Europa política». Una diferencia evidente en vista del tono reivindicativo de la gala, marcado por el apoyo a la unidad de Europa y contra el nacionalismo que divide. «Europa tienen un futuro claro, limpio y brillante» desde la unidad, defendió el alcalde de Breslavia en su discurso de apertura. Lo hizo con la mente presente en el partido del gobierno, cercano a movimientos ultranacionalistas.

Y en ese tono llegó la presencia de una «Pussy Riot» en el escenario. Maria Alyokhina, uno de los rostros visibles contra Vladimir Putin, pidió el apoyo de los presentes al cineasta opositor ruso Oleh Sentsov, condenado a 20 años de prisión.

Después, y durante la ceremonia, más referencias a la Europa social y solidaria, con especial atención a los refugiados, a la inmigración y contra las desigualdades. El premio a mejor documental es una buena muestra de ello. Se lo llevó «Fuego en el mar», que retrata el drama de la inmigración en Lampedusa. Su director, el eritreo Gianfranco Rosi, pidió desde el escenario del Forum Nacional de Música de Breslavia la existencia de un mundo sin barreras y sin los intolerantes. «Muchos países olvidan sus historia».

A falta de premios, nuestro país puso el sentido del humor. Carlos Areces rebajó el ambiente de emoción y política con el discurso más divertido -y agradecido por los presentes con verdaderas carcajadas- que se pudo escuchar en Breslavia. Un momento para la historia de una ceremonia que se olvidó de premiar al cine español.