05 PM | 13 Dic

“Harvey Weinstein abusó de mí y me amenazó de muerte”: Salma Hayek

Salma Hayek se convirtió en la última de una larga lista de celebridades que ha decidido dar un paso al frente y narrar la situación de acoso y abuso sexual que vivió a manos del entonces poderoso productor Harvey Weinstein.

En una carta enviada el 12 de diciembre a la redacción de The New York Times, la actriz no duda en afirmar que Weinstein, fue su monstruo durante muchos años, por lo que ante la tormenta desatada en Hollywood por numerosas denuncias contra figuras prominentes del espectáculo, decidió dar un paso al frente y contar su historia.

Afirmó que durante mucho tiempo pensó que había sobrevivido y llegó a pensar que había logrado la paz consigo misma, sin considerarse lo bastante importante para hacer una diferencia pues ya mucha gente había arrojado luz contra “su monstruo”.

“En realidad, intentaba ahorrarme el desafío de explicar muchas cosas a mis seres queridos: como, cuando mencioné por casualidad que como muchos otros yo fui atacada por Harvey, tuve que excluir muchos detalles. Y cómo, por muchos años, fuimos amables con un hombre que me hirió profundamente”, escribió.

Hayek decidió detallar estos incidentes inspirada por quienes han denunciado sus experiencias “en una sociedad que eligió a un presidente señalado por acoso y agresión sexual por más de una docena de mujeres”, y quien además ha alardeado sobre cómo un hombre poderoso puede hacer lo que quiera.

“En los 14 años en los que pasé de estudiante a estrella de las telenovelas a extra en algunas cintas estadounidenses a tener algunas apariciones afortunadas en ‘Desperado’ y ‘Fools Rush In’, Harvey Weinstein se convirtió en el mago de una nueva ola de películas que puso de moda el contenido original. Al mismo tiempo, era inimaginable para una actriz mexicana aspirar a un lugar en Hollywood. E incluso aunque había demostrado que estaban equivocadas, aún no era nadie”.

“Una de las fuerzas que me dieron la determinación a perseguir mi carrera fue la historia de Frida Kahlo, quien en la época dorada de los muralistas mexicanos hizo pinturas pequeñas e intimas que todos menospreciaron. Tuvo el valor de expresarse mientras se mantenía indiferente a su escepticismo. Mi ambición más grande fue contar su historia. Se volvió mi misión retratar la vida de esta artista extraordinaria y mostrar mi México de una forma que combatiera los estereotipos”, continuó.

Al mismo tiempo, Miramax, convertido en el imperio de Weinstein, era un sinónimo de calidad y sofisticación, de artistas complejos y desafiantes, todo lo que Salma consideró que tanto ella como Frida aspiraban a ser, por lo que decidió trabajar para él.

Añadió que en ese momento conocía muy poco al productor, y fue a través de Robert Rodriguez y Elizabeth Avellan, quienes la habían tomado bajo su cuidado en ese momento, lo que facilitó que trabajaran juntos y lo que quizá evitó que Weinstein la violara.

Aunque el acuerdo significaba poco dinero para Hayek, dijo que en un primer momento no le importó, pues estaba feliz que alguien con su trayectoria le dijera que sí y decidiera apostar por su trabajo. “Poco sabía que sería mi turno de decir no”, agregó.

“No a abrirle la puerta a todas horas de la noche, hotel tras hotel, locación, tras locación, donde aparecía inesperadamente, incluyendo una locación donde hacía una película en la que ni siquiera estaba involucrado. No a bañarme con él. No a dejar que me viera ducharme. No a dejarlo darme un masaje. No a dejar que uno de sus amigos desnudos me diera un masaje. No a dejar que me diera sexo oral. No a que me desnudara con otra mujer. No, no, no, no, no”.

“No creo que odiara nada más que la palabra ‘no’. Lo absurdo de sus demandas fue el llamarme furioso en medio de la noche pidiendo que denunciara a mi agente por una disputa que tenía con él sobre una película diferente con un cliente distinto, a arrastrarme al exterior de la gala de apertura del Festival de Cine de Venecia, el cual era en honor a Frida, para que atendiera su fiesta privada con otras mujeres que creía eran modelos pero luego me enteré que eran prostitutas costosas”, continuó.

“El rango de sus tácticas de persuasión fueron de hablarme dulcemente aquella ocasión cuando, en un ataque de furia, dijo las aterradoras palabras, ‘te mataré, no creas que no puedo”, prosigue la actriz en la carta a The New York Times.

Para ella, ese fue el momento en que descubrió que Weinstein jamás le daría la película que le había prometido, pues no la consideraba una artista o una persona, simplemente un cuerpo. Por ello, acudió con sus abogados para intentar deshacer el acuerdo entre ambos.

El productor, en venganza, le puso una serie de tareas imposibles para realizar la película que había escrito, sin embargo consiguió cumplir con sus exigencias, lo que lo ponía en una posición donde tendría que realizar una película que no deseaba.

Añadió que entonces al fin terminaron las escenas de acoso sexual, sin embargo la tensión y la ira del productor aumentaron, atacándola en cada ocasión posible y diciéndole que no tenía nada que ofrecer a excepción de su cuerpo.

Salma durante el rodaje de Frida. Foto de Newsmakers
Sobre Frida, comentó que para esa película ella fue quien habló con el gobierno mexicano, quien consiguió se pudiera filmar en casa de la pintora e incluso captar los murales de Diego Rivera, sin embargo Weinstein solo tomó en cuenta que no se veía sexy en la película, por lo que para lograr su apoyo tuvo que aceptar realizar una escena de sexo lesbico así como un desnudo frontal.

“Tuve que decir que sí. Muchos años de mi vida se han ido en esta película. Era la quinta semana de filmación y había convencido a mucha gente talentosa de participar. ¿Como podía desperdiciar tanto talento?” añadió.

Salma dijo que fue la primera vez que tuvo un colapso nervioso, para sorpresa de sus compañeros, que desconocían su situación y creían que el problema era una escena intrascendente, sin embargo se debía al hecho de estar desnuda con otra mujer para complacer al productor.

Para colmo, este consideró enviar la película directo a video tras decir que no era lo bastante buena para un estreno en el cine, por lo que en esta ocasión tuvo el apoyo del reparto para hacerlo cambiar de idea.

Finalmente, logró un estreno en Nueva York y Los Angeles, convirtiéndose en 2002 en un éxito taquillero que Weinstein nunca quizo y no esperó, entregándole incluso seis nominaciones al Óscar, uno de ellos por mejor actriz, conquistando dos estatuillas.

Fue su único estelar con Weinstein, tras lo cual cumplió su contrato con Miramax haciendo papeles menores.

“Años después, cuando me lo encontré en un evento, me llevó a un costado y me dijo que dejó de fumar y sufrió un ataque cardiaco. Dijo que estaba enamorado y se había casado con Georgina Champan y que había cambiado. Finamente, me dijo ‘lo hiciste bien en Frida, hicimos una hermosa película’”, dijo.

“Le creí. Harvey nunca sabría cuánto significaban esas palabras para mí. Él nunca sabría cuánto me lastimó. Nunca le mostré a Harvey lo aterrada que estaba de él. Cuando lo veía socialmente, sonreía e intentaba recordar las cosas buenas de él, diciéndome a mí misma que fui a la guerra y que gané”.

Al final, Salma Hayek se pregunta por qué las mujeres deben pasar por algo así cuando tienen mucho que ofrecer y considera que las mujeres han sido tan devaluadas que el cine incluso dejó de esforzarse para buscar las historias que las mujeres quieren decir y contar.

“Estoy agradecida con todos los que escuchan nuestras experiencias. Espero que sumando mi voz al coro de aquellas que finalmente están contando lo que sucede se aclare por qué es tan difícil y por qué tantas de nosotras esperamos tanto tiempo. Los hombres nos acosaron sexualmente porque podían. Las mujeres hablan ahora porque, en esta nueva era, finalmente podemos”, concluyó.

Con información de The New York Times

09 PM | 25 Nov

Mujeres quieren tomar el control de Weins­tein Company

La compañía está al borde de la quiebra tras las acusaciones contra el pro­ductor Harvey Weinstein, cofundador de la empresa, dijeron medios y una fuente cercana.

Dos grupos inversionistas liderados por mujeres están interesados en tomar el control de Weins­tein Company, que está al borde de la quiebra tras las acusaciones contra el pro­ductor Harvey Weinstein, cofundador de la empresa, dijeron medios y una fuente cercana.

Uno de los grupos está en­cabezado por Killer Contet, una compañía de producción audiovisual, que incluye a la documentalista Abigail Dis­ney, y a la New York Women’s Foundation.



Este grupo está preparando una oferta para adquirir activos de cine y te­levisión de la com­pañía fundada por el magnate de Ho­llywood caído en desgracia y su her­mano Bob Weins­tein, dijo una fuente cercana a la operación contactada por AFP.

Estas entidades planean donar parte de las ganancias de la compañía a organizacio­nes que trabajan para ayudar a víctimas de agre­sión sexual.

Una segunda oferta es prepara­da por Maria Con­treras-Sweet, quien lideró la Adminis­tración de Peque­ñas Empresas, bajo el gobierno de Ba­rack Obama.

En una carta dirigida al consejo de la compañía, Contreras-Sweet dijo que ha reunido “un grupo de so­cios financieros, asesores y consultores de primera clase”.

En la misiva, publicada por varios medios incluida la revista en línea Deadline, Contreras-Sweet indicó que era esencial que un conse­jo liderado por mujeres to­mara el control de Weinstein Company.

Deadline reportó que el grupo Contreras-Sweet está ofreciendo 275 millones de dólares por la empresa.

Más de 100 mujeres han acusado hasta ahora a Harvey Weinstein de acoso o agresión sexual durante los últimos 40 años.

08 PM | 05 Nov

Uma Thurman furiosa por el acoso sexual en Hollywood

Uma Thurman apenas puede contener su enfado por el acoso en Hollywood

La actriz midió sus palabras y anunció que hablaría cuando se sintiera menos afectada

“Ya no soy una niña. He aprendido que cuando hablo enfadada suelo arrepentirme de la manera en la que me expreso”, ha afirmado Uma Thurman, con apariencia de estar contenida, tras ser preguntada por los casos de acoso sexual en Hollywood. La actriz no ha podido ocultar su enfado por los casos desvelados aunque ha medido sus palabras: “He estado esperando a sentirme menos enfadada. Cuando esté preparada diré lo que tenga que decir”, ha añadido. Harvey Weinstein, señalado por acoso sexual por al menos 76 mujeres, fue productor ejecutivo de películas que fueron grandes éxitos de Uma Thurman, como Pulp Fiction o las dos entregas de Kill Bill. El director de las cintas, Quentin Tarantino, se pronunció recientemente: “Sabía lo suficiente como para hacer más de lo que hice”, expresó el cineasta, que reconoció conocer desde hace décadas la conducta sexual de Weinstein.

11 PM | 03 Nov

Matt Damon: “Ben Affleck me contó que Weinstein acosaba a Gwyneth Paltrow”

En 1999, rodando El talento de Mr. Ripley, Affleck le confesó a Damon que su entonces pareja era una de las actrices acosadas por Harvey Weinstein

Poco después de estallar, el escándalo de Harvey Weinstein comenzó a salpicar a los actores y directores que habían sido protegidos del magnate. Y, de entre todos ellos, los que han estado más claramente en el punto de mira han sido Ben Affleck y Matt Damon. La actriz Rose McGowan los tachó de encubridores, y el segundo fue acusado incluso (en una información que luego fue matizada, si bien no desmentida) de haber ayudado junto a Russell Crowe a silenciar un reportaje de The New York Times que hubiese revelado los crímenes de acoso sexual cometido por el fundador de Miramax. Ayer, en el programa Today de la NBC, Damon confesó que dichos crímenes no les eran del todo desconocidos ni a él ni a Affleck, reconociendo haber hablado incluso de una de sus víctimas: Gwyneth Paltrow.

Según Matt Damon, Ben Affleck le contó que el productor acosaba a Paltrow mientras él y la actriz rodaban El talento de Mr. Ripley (1999), una película financiada por Weinstein. Damon confiesa haberse sentido sorprendido: “En aquel momento, ella era la primera dama de Miramax, y Harvey era increíblemente respetuoso con ella”, señala. Cuando el entrevistador le pregunta si se arrepiente de haber guardado silencio, el actor responde: “No sé lo que hubiese hecho. A mí me lo contó Ben, a quien a su vez se lo había contado Gwyneth. Y no sé lo que hubiese ocurrido. Quiero decir, mira, él era un matón. Te intimidaba. Eso era parte de lo que él era”.

“¿Vi algo? ¿Supe algo? ¿Hubo algo que pudiera haber hecho?” son las preguntas que Damon afirma hacerse a sí mismo cada vez que una de las mujeres acosadas por Weinstein habla con la prensa. El actor apunta una explicación sobre por qué Affleck, pareja de Gwyneth Paltrow por aquel entonces, no tomó cartas en el asunto, como sí lo había hecho su ex Brad Pitt: “Yo sabía que Ben y ella habían llegado a un acuerdo al respecto. Ella tomaba las decisiones”.

10 PM | 29 Oct

Asia Argento dio a conocer lista de víctimas de Harvey Weinstein

https://mobile.twitter.com/AsiaArgento/status/924288840310906880

Incluye los nombres de Gwyneth Paltrow, Angelina Jolie, Lupita Nyong’o, Eva Green y Cara Delevigne, entre otras.

México.- La actriz italiana Asia Argento dio a conocer este sábado una lista con 82 mujeres que fueron víctimas de violencia sexual por parte del productor de cine estadounidense Harvey Weinstein.

En su cuenta de twitter, la hija del director Dario Argento reveló los nombres de decenas de actrices, trabajadoras del mundo del cine, además de incluir a otras personas que prefirieron quedar en el anonimato. Todas ellas fueron atacadas sexualmente, acosadas o violadas por Weinstein, y están listadas de manera cronológica; el primer caso data de 1980.

Entre los nombres más reconocibles se encuentran Rosanna Arquette, la productora Elizabeth Karlsen, Gwyneth Paltrow, Mira Sorvino, Ashley Judd, Rose McGowan, Angelina Jolie, Heather Graham, Lupita Nyong’o, Eva Green, Cara Delevigne, Lea Seydoux, Daryl Hanna y la propia Argento, a quien Weinstein violó en Cannes cuando tenía 21 años de edad.

Desde la revelación del escándalo, Weinstein ha sido de la compañía productora que él creó, y perdió su membresía en la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas, además de encarar decenas de procesos legales que le podrían valer una vida en prisión.

06 PM | 29 Oct

Acusa Annabella Sciorra a Weinstein de violación

La actriz italoestadounidense Annabella Sciorra acusó a Harvey Weinstein de haberla violado en la década de los 90 y acosado en los años siguientes a ese suceso, informó la revista The New Yorker, que ayudó a destapar el historial de agresión sexual del productor.

En un artículo de seguimiento al escándalo Weinstein, revelado por varios reportajes del diario The New York Times y esa revista, la actriz de Los Soprano se sumó al medio centenar de mujeres que se han declarado víctimas del que fuera productor estrella de Hollywood.

Consultada inicialmente por la revista para el primer reportaje, en el que 13 mujeres acusaban a Weinstein de acoso y la actriz Asia Argento de violación, Sciorra negó tener alegaciones que hacer contra el productor, pero dos semanas después contactó a la publicación para desdecirse.

Sciorra dijo que encontró un detonante para hablar sobre su experiencia al conocer los testimonios de otras mujeres y escuchar la grabación policial en la que Weinstein pide insistentemente a una modelo que vaya a su habitación.

La actriz explicó que después de filmar The Night we Never Met (1993) entró en una dinámica de eventos con el círculo de Miramax, el estudio confundado por Weinstein, y después de asistir a una cena con él, el productor se ofreció a dejarla en casa como había hecho en otras ocasiones.

Una vez en su apartamento y preparada para dormir, alguien llamó a su puerta.

“No era la mitad de la noche, así que abrí una ranura de la puerta para ver quién era. Y él (Weinstein) abrió la puerta de un empujón”, recordó.

De acuerdo con el testimonio de Sciorra, el productor entró en su casa y se descamisó mientras inspeccionaba si había alguien más. La actriz, que estaba sola y en camisón, afirmó que éste la acorraló en su habitación, ignoró sus peticiones para que se fuera de allí y la lanzó a la cama.

“Pateé y grité”, declaró la actriz, que acusó a Weinstein de sujetar sus brazos y forzarla sexualmente. De manera similar al testimonio de la actriz Asia Argento, Sciorra señaló que el productor le practicó sexo oral forzado y ella luchó para evitarlo, pero le quedaba poca fuerza.

La actriz italoestadounidense, que no denunció a la Policía, añadió que sufrió el impacto de la maquinaria Harvey en su vida, ya que no volvió a trabajar hasta 1995, y años después, cuando retomó su carrera, el productor la acosó al coincidir en varios hoteles con ella en diferentes eventos.

En el mismo artículo se incluye otra acusación de acoso, la de la actriz estadounidense Daryl Hannah. Hannah desgranó que en la década de los 2000, mientras promocionaba Kill Bill: Volume 2, Weinstein entró en su habitación, de la que, al parecer, tenía una llave.

“Entró como un toro enrabietado. Sé con cada fibra de mi ser que si mi maquillador no hubiera estado en la habitación, las cosas no habrían ido bien”, señaló a la revista. Antes de irse, Weinstein le dijo que se vistiera y fuera a una fiesta en el hotel, pero al llegar, la recepción estaba completamente vacía.

Cuando iba a tomar el ascensor para volver a su habitación, el productor supuestamente le preguntó si sus pechos eran reales y si podía tocarlos.

Tras la negativa, la actriz dijo haber tenido repercusiones: el avión de Miramax despegó sin ella al día siguiente, y sus vuelos y hotel para Cannes fueron cancelados.

La portavoz de Weinstein envió una declaración a la revista en respuesta a las alegaciones de Sciorra y Hannah, en la misma línea que las anteriores: “El señor Weinstein absolutamente niega cualquier alegación de sexo no consensuado”.

12 PM | 29 Oct

«Video» Todos los agradecimientos a Harvey Weinstein en los premios Oscar


Las acusaciones tienen décadas e incluyen a las actrices Ashley Judd y Rose McGowan, quien el año pasado dijo haber sido violada por el responsable de un estudio de Hollywood (a quien no nombró en ese entonces).



Harvey fue cofundador de Miramax y The Weinstein Company. Miramax, creada en 1979 junto a su hermano Robert, distribuyó films de bajo presupuesto durante casi una década antes de posicionarse como expertos en cine independiente gracias a títulos como Sexo, Mentiras y Video (Sex, Lies and Videotape, 1989), Los Otros (The Others, 2001) y la ganadora del Oscar como Shakespeare apasionado (Shakespeare in Love, 1998). Tras venderle Miramax a la Disney, los hermanos crearon The Weinstein Company que distribuyó hits como El discurso del rey (The King’s Speech, 2010), El artista (The Artist, 2011) y los films de Quentin Tarantino. La compañía estaba en un proceso de reestructuración financiera y búsqueda de fondos y de generar más proyectos televisivos.

03 PM | 20 Oct

Lupita Nyong’o también fue acosada sexualmente por Harvey Weinstein

Lupita Nyong’o sería otra de las víctimas del productor Harvey Weinstein. La ganadora del Oscar acusó al magnate de Hollywood de acosarla en una oportunidad, sumándose así a otras mujeres de la industria que apuntan al empresario de “depredador sexual”.

Según la actriz de “Pantera Negra” (2018), hace años, cuando ella todavía era estudiante de cine, Weinstein la invitó a un pase privado de una película en su casa. Poco después, él la llevó a la habitación y se ofreció ha hacerle un masaje. “Al principio pensé que era una broma. Pero no lo era. Fue la primera vez que me sentí insegura con él”, contó la actriz en el New York Times.



Nyong’o se ofreció ser ella quien le diese un masaje a él, para controlar la situación. Pero Weinstein se bajó los pantalones y entonces la actriz se fue de la casa. El productor la acosó en más ocasiones, pero ella nunca le respondió. Después de ganar el Oscar en 2014 por “12 años de esclavitud”, Nyong’o se negó a trabajar en una de las películas producidas por el cofundador de Miramax.

“Puse mi experiencia con Harvey en un recoveco de mi mente, uniéndome a la conspiración de silencio que permitió a este depredador acechar durante tantos años”, explicó la actriz en un largo artículo publicado en el medio estadounidense.

“Ahora que estamos hablando, no callemos nunca sobre este tipo de cosas. Hablo para asegurarme de que este no es el tipo de mal comportamiento que merece una segunda oportunidad”, afirmó. “Hablo para ayudar a poner fin a esta conspiración de silencio”.

12 AM | 20 Oct

Tarantino conocía de los abusos sexuales de Harvey Weinstein

El cineasta estadounidense Quentin Tarantino admitió en una entrevista publicada este jueves 19 de octubre que sabía desde hace décadas que el productor Harvey Weinstein cometía abusos sexuales y confesó que se sentía avergonzado por no haber hecho nada al respecto.

“Sabía lo suficiente como para haber hecho más de lo que hice”, dijo el ganador de dos Oscares al diario The New York Times, citando varios episodios que implicaban a reconocidas actrices.

“Había algo más que los tradicionales rumores y los chismes habituales. No era (información) de segunda mano”, señaló.



Weinstein, de 65 años, esta acusado de abuso y acoso sexual por unas 40 actrices, incluidas Gwyneth Paltrow, Angelina Jolie y Mira Sorvino, la exnovia de Tarantino.

La policía de Los Ángeles abrió una investigación sobre una posible sexta víctima de agresión sexual.

El exmagnate de Hollywood renunció a su puesto en el consejo de administración de su estudio esta semana, luego de haber sido despedido de la presidencia.

Tarantino dijo al Times que había escuchado de la conducta de Weinstein mucho antes de que fueran publicados los artículos de ese diario y la revista The New Yorker, que destaparon el escándalo.

“Lo que hice marginó los incidentes”, indicó. “Cualquier cosa que diga ahora sonará como una excusa barata”, añadió el director, que ganó el Oscar a mejor guión por “Django Unchained” en 2013 y “Pulp Fiction” en 1995.

Weinstein y Tarantino trabajaron juntos por décadas, desde que el productor distribuyó “Reservoir Dogs” en 1992.

Trabajaron también en Pulp Fiction”, “Kill Bill”, “Inglourious Basterds” y “The Hateful Eight.”

Agencias