04 PM | 16 Oct

Cine Mexicano: ¿Por qué Lilia Prado renunció a Hollywood?

Encontró en México el éxito que la dejó satisfecha y que fue suficiente para no abandonar el país en donde trabajó con figuras como Luis Buñuel y Pedro Infante.
La actriz, uno de los rostros más emblemáticos de la Época de Oro del cine mexicano, nació el 30 de marzo de 1928 en Sahuayo, Michoacán, ella es Leticia Lilia Amezcua Prado.
Desde temprana edad incursionó en el mundo de la farándula con papeles secundarios en cine, su debut lo hizo en 1947 con la cinta La barca de oro junto a Pedro Infante y René Cardona, también actuó en Ángel o demonio con María Antonieta Pons y en Confidencias de un ruletero al lado de Resortes en 1949.
Con el cineasta Luis Buñuel trabajó en tres cintas, Subida al cielo (1952), Abismos de Pasión (1953) y La ilusión viaja en tranvía (1953), considerada una de las mejores películas del cine mexicano.
La ilusión viaja en tranvía, Carlos Navarro, Lilia Prado y Fernando Soto “Mantequilla”
Por la flojera de aprender inglés, Lilia Prado se dio el lujo de rechazar propuestas en Europa y Estados Unidos para trabajar en cine, según lo platicó a El Universal en una entrevista del año 2000.


“No me arrepiento, pero la verdad me daba mucha flojera estudiar inglés para irme a trabajar. En Estados Unidos la MGM me ofreció un buen trabajo pero tenía que saber inglés y dije no, igual en Europa, ahí sí los dejé plantados en el aeropuerto porque nunca llegué”.
“Pero no puedo quejarme me fue muy bien en mi país y logré cosas materiales y espirituales muy gratificantes con mi carrera”, aseveró.


Y es que Prado fue considerada un sex symbol en su época, su peculiar forma de bailar y la manera de interpretar sus personajes en las historias de cine, son un referente de la época de oro.
“Como era chica no me dejaban entrar en este ambiente y un día decidí junto con mi prima que nos íbamos a fugar con un circo, pero olvidé esa idea porque al poco tiempo ella murió”.
Lilia Prado se mantuvo alejada del escándalo y llevó su vida personal con mucha discreción; se casó con el torero Gabriel España, pero el matrimonio duró muy poco tiempo.

“Nunca me ha gustado hablar de eso. Enamorada sólo estuve una vez y nada más, de hecho él murió hace poco y mencionó mi nombre, fue algo doloroso para mí pero primero era mi carrera. Después me casé pero lo hice por tonta, ahora comprendo que me echaron algo en la copa para que lo hiciera, pero no duré ni un mes a su lado, su nombre ni lo menciono porque lo que me hizo no tiene nombre”, confesó.

 

 

01 AM | 16 Oct

¿Cómo era trabajar con Harvey Weinstein? (Video)

Cómo era trabajar con Harvey Weinstein, el poderoso productor de Hollywood caído en desgracia por acusaciones de acoso sexual.
Cuando Lisa Rose cumplió 22 años consiguió un trabajo en las oficinas de la productora de cine Miramax en Londres. Era el año 1988.
Antes de comenzar, recibió una advertencia: “Harvey te abrirá la puerta vistiendo una toalla. Te pedirá que le des un masaje. Dile que no, ignóralo y asegúrate de irte de allí para que no estés muy cerca de él”.
Lisa es una de varias mujeres que han acudido a la BBC afirmando haber sido objeto de acoso por parte de Harvey Weinstein, el productor cinematográfico de Hollywood caído en desgracia en la última semana tras ser acusado de abusar de varias mujeres durante casi 30 años.
Weinstein niega haber cometido ninguna agresión sexual, pero cada vez más mujeres lo acusan. La actriz británica Lysette Anthony dijo que el productor la atacó en su casa en Londres al final de la década de 1980. Otra mujer, no identificada, denunció que fue violada en 1992.
La Academia de Cine de EE.UU. lo expulsó este sábado.
Esta es la historia de Lisa:
Era emocionante. Apenas acababa de dejar la escuela de teatro y se sentía glamoroso. Conocí a productores, ofrecía mi opinión sobre las películas.
Fui a fiestas y a exhibiciones de películas como “La chica terrible” y “Algún día te encontraré” con actores, escritores y directores.
Yo hacía trabajo administrativo para Miramax: reservaciones, llamadas, conseguí un nuevo apartamento en Belsize Park. Le entregué un guión a Daniel Day-Lewis. Incluso reservé vuelos en el Concorde para Harvey.
La Academia del Cine de EE.UU. expulsa al productor Harvey Weinstein, quien ya no podrá participar en los premios Oscar
Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow y otras celebridades que acusan de acoso a Harvey Weinstein en el escándalo que conmociona a Hollywood
Recuerdo que cuando le conocí me sentía como ‘oh, tengo que causarle una buena impresión, quizá él me consiga un buen trabajo como actriz’.
Cuando venía a la ciudad, todo se centraba en él.
Es como si supieras que un huracán venía por un tiempo corto y todo el mundo respiraba profundo y entonces todos sabían que en un par de días ya se habría ido.
Solía usar un traje diferente hecho a medida para sus reuniones en Londres, debajo del hotel Savoy, y luego lo dejaba en el armario cuando se iba. Yo solía pensar ‘qué desperdicio de dinero’.





“Era imposible no oír las historias sobre Harvey”, el escándalo de Harvey Weinstein que era un secreto a voces
Dejaba latas medio vacías de refresco por todas partes y la habitación en la que dormía quedaba hecha un desastre. Era asqueroso.
Todo el mundo se ponía ansioso y temeroso, en vilo, porque él se encolerizaba y gritaba. La gente en realidad no hablaba al respecto, solo intentaba seguir adelante.
En una ocasión en el hotel, él explotó gritando y maldiciendo en contra de uno de los que trabajaba en casting. Horas más tarde me dijo que les enviara flores, como forma de pedir una gran disculpa.
Pero mientras él estaba en las reuniones, yo me podía sentar en el Savoy y pedir servicio de habitaciones. Recuerdo estar comiendo papas fritas, mirando por la ventana y pensando ‘oh, guau, esto es fácil’.
Pese a conocer su mala fama, decidí trabajar allí: pagaban bien, las horas de trabajo eran flexibles y se sentía como un buen trabajo. Pero yo sabía que las cosas no estaban bien.
“Terminé teniendo una situación tensa con él”
Cuando te llevaban al Savoy sabía que Harvey estaba allí.
Entonces tuve una situación tensa con él.
Angelina Jolie y Gwyneth PaltrowDerechos de autor de la imagenPA
Image caption
Las actrices Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow dijeron haber sido acosadas por el productor Harvey Weinstein.
Me enviaron al hotel en taxi. Sólo me dijeron ‘trabajarás hoy en el Savoy’. Todos estaban tan ocupados que simplemente fui. Estuve respondiendo el teléfono y ordenando cosas. Todo se sentía muy normal.
Yo estaba sola en la habitación con él.
Él me pidió que le frotara la espalda, para darle un masaje. Pero ya me habían advertido y le dije que no. Debido a esa advertencia me pude concentrar en salir de esa situación.
Él resopló y dijo: ‘bueno, otras personas lo hacen’.
Me fui hacia otra habitación inmediatamente desde donde podía ver la puerta.
Estaba realmente asustada, mi corazón latía y yo pensaba ‘esto es lo que significa tener mucho poder, él es un hombre con mucho poder’.
Él no me tocó. Dijo cosas desagradables pero no me tocó.
Lisa RoseDerechos de autor de la imagenCARL PROCTOR
Image caption
Lisa Rose afirma que le habían alertado acerca de Weinstein.
Le comenté a unos amigos sobre lo ocurrido, pero nadie dijo gran cosa. Algunos se rieron o se mostraron avergonzados y otros dijeron ‘bueno, eso es solo algo que a veces ocurre’.
Cada semana yo le enviaba un cheque por la jugosa cifra de US$1.200 a una mujer, quien supuestamente era una escritora. Yo sabía que no lo era. Una mujer que trabajaba de forma muy próxima a él llevaba un diario detallando todas las cosas. Cuando yo veía gente entrar, cuando veía a alguien tomado de su brazo en una foto pensaba ‘oh, esa pobre persona’.
Renuncié.
Nadie con quien trabajé pondría conscientemente a alguien en su camino. Nadie voluntariamente diría ‘anda a ser una víctima, sé la presa de este ogro, te sacrificaremos ante él’.
¿Me siento culpable por no haber denunciado nada? ¿A quién podría haber acudido?, ¿a la policía? ¿Quién habría escuchado? Nadie me dijo que denunciara.
“Un monstruo”
Yo era solo una pequeña personita ante una enorme corporación. Pensé que la gente se reiría o diría que no pasó nada.
Él es un hombre grande, alguien que intimida. Un monstruo. Pensé que si decía algo nunca conseguiría un trabajo como actriz porque él controla la industria.
Su increíble talento también me hizo preguntarme si estaba equivocada. Pensé que quizá simplemente así es como son las cosas y yo no soy una mujer suficientemente fuerte como para jugar el juego. El acoso sexual es algo vergonzante, humillante. Te lo callas durante muchos años porque piensas, ¿por qué querría yo recordarme de eso?
Lisa Rose a finales de la década de 1980.Derechos de autor de la imagenLISA ROSE
Image caption
Cuando Lisa Rose entró a trabajar en Miramax acababa de graduarse de la escuela de teatro.
Pero ahora todas esas personas han salido a la luz pública y yo quiero hablar.
Quiero que las mujeres sean capaces de decir que esto está mal y saber que serán escuchadas. Esto se trata de denunciar el abuso de poder. Todo esto tiene que acabar.
Callarme esto durante tantos años me afectó. Me volví muy escéptica sobre la industria del cine. Me hizo pensar que solo cierto tipo de mujeres puede sobrevivir allí, tienes que ser muy dura para superar cosas así.
Pensé que en realidad no avancé en mi carrera como actriz porque me negué a hacer lo que él quería. Yo no habría jugado a ser sexy y seductora ni habría hecho lo que los hombres querían, así que a veces me pregunto si esa es la razón por la que no llegué lejos.

“Es solo la punta del iceberg”, Emma Thompson sobre el escándalo de acoso de Harvey Weinstein en Hollywood
Veo su foto en los periódicos en el autobús y me enferma. Incluso ahora siento miedo. Estoy combatiendo el miedo de que denunciar lo ocurrido pudiera dañarme.
Desearía haber tenido la ocasión de haber dado una alerta, como la que yo recibí, a las personas que nunca tuvieron esa oportunidad, y que terminaron en situaciones comprometedoras.
Yo pude haber evitado que eso le ocurriera a otras personas.
Te puede interesar: La historia del poderoso Harvey Weinstein

04 PM | 12 Oct

Harvey Weinstein intenta suicidarse tras acusaciones de acoso y violación

Suman ya 25 mujeres actrices, las que demandan al productor de Hollywood.

Este miércoles por la mañana, la hija de Harvey Weinstein llamó al 911 para decir que su papá se quería suicidar, la policía atendió su llamado, de acuerdo a lo que informa el portal de espectáculos TMZ.

Según las autoridades, Weinstein se encontraba en la casa de su hija Remy de 22 años, cuando su discusión se escuchó hasta la calle.

Nos dijeron que Harvey le gritó “Estás logrando que empeoren las cosas” y luego le hizo la parada a un vehículo que iba pasando y le pidió que lo llevara a algún lugar.

Remy convenció a su padre para que regresara a la casa, y poco después, alrededor de las 10:30 a.m. oficiales del Departamento de la Policía de Los Ángeles se presentaron en el lugar.

Fuentes de las autoridades confirmaron que los oficiales atendieron su llamada, quien les dijo que su padre “quería suicidarse y estaba muy deprimido”.

Cuando ellos llegaron, Harvey ya no estaba en la casa.

“Nos dijeron que cuando arribaron los oficiales Remy les dijo acerca de sus intenciones de suicidarse y que se trató de una disputa familiar”.

Hasta ahora, nos han dicho que Weinstein sigue en Los Ángeles, aunque está planeando tomar un vuelo para salir de la ciudad, posiblemente a un centro de rehabilitación –antes de que termine el día.

SUMAN 25 MUJERES

Al menos 25 mujeres han acusado hasta hoy a Harvey Weinstein, poderoso e influyente productor de cine de Hollywood, de haberlas acosado o de haberlas agredido sexualmente, luego de que se publicaran las primeras denuncias el jueves pasado.

La más reciente acusación la hizo la actriz y modelo Cara Delevingne, quien manifestó en un mensaje en su cuenta de Instagram que Weinstein la invitó en una ocasión a su habitación de hotel, donde le pidió besar a otra mujer y donde él mismo intentó besarla.

El encuentro hizo que Delevingne se sintiera culpable una vez que obtuvo un papel para un filme de Weinstein. Expresó: “me sentí culpable, como si hubiera hecho algo malo”.

Pese a las más docenas de acusaciones, la portavoz de Weinstein sostuvo en un comunicado que el productor de filmes como “El Artista”, “Shakespeare enamorado” y “El Paciente Inglés”, “nunca tomó actos de represalia contra mujeres por negarse a sus avances”.

La lista de mujeres que lo acusan de acoso sexual son: Angelina Jolie; Gwyneth Paltrow; Rose McGowan; Ashley Judd; Rosanna Arquette; Heather Graham; Louisette Geiss; Ambra Battilana Gutierrez; Tomi-Ann Roberts; Katherine Kendall; Judith Godrèche; y Dawn Dunning.

Además: Laura Madden; Mira Sorvino; Emily Nestor; Emma de Caunes; Zoë Brock; Louise Godbold; Liza Campbell; y Romola GaraiAsimismo, existen también las denuncias de violaciones y asaltos sexuales. Lucia Evans denunció que Weinstein la forzó a practicarle sexo oral; Asia Argento reveló que el productor la violó, lo que estableció relaciones sexuales posteriores por el poder que él tuvo sobre su carrera.

Agencias