08 PM | 14 Feb

El autor de «13 reasons why» JAY ASHER, es acusado de acoso sexual

Se hizo público hasta ahora gracias a un articulo en School Library Journal.

Jay Asher, autor de ’13 reasons why’ fue expulsado el año pasado tras el surgimiento del movimiento #MeToo, de la sociedad de escritores de libros infantiles por vulnerar el código de la organización.



School Library Journal publicó en su artículo algunas acusaciones directas hacia el autor.

Gracias a una serie de correos anónimos que llegaron a la sociedad de escritores de libros infantiles, la organización, dejó fuera a Asher, por haber violado el código de acoso.

“Después de investigar, sentimos que poner fin a su membresía era el curso correcto de acción”, dijo Lin Oliver, director ejecutivo de la SCBW, a BuzzFeed.

“Siempre hemos sido muy sensibles respecto a los asuntos de acoso sexual y tenemos una política de tolerancia cero”, agregó Oliver.

04 PM | 14 Feb

‘Toma’ el movimiento #MeToo la Semana de la Moda de NY

No hubo supermodelos ni un sitio prestigioso para acoger el viernes en Nueva York, en el contexto de la Semana de la Moda, un desfile muy político de la francesa Myriam Chalek, conocida por organizar pasarelas de personas a menudo marginadas: de enanos el año pasado en Dubái o de discapacitados visuales en París en 2016.



En la reunión anual de La Gran Manzana, ocho mujeres víctimas de acoso o abuso sexual aprovecharon el escaparate para dar testimonio de esos hechos, en una muestra del impacto del movimiento #MeToo (#YoTambién), al que la belga Diane von Furstenberg, parte de los grandes nombres de la moda y la filantropía neoyorquina, se unió.

Von Furstenberg, de 71 años y quien elegió al diseñador británico Nathan Jenden para relanzar su marca. Explicó que a través de las generaciones, la mujer que usa sus prendas “siempre ha decidido su vida, con quién se acuesta, qué hace.

Así fui criada, así crié a mi hija y así es mi nieta, agregó, al presentar a Talita, su nieta de 18 años y musa de esta nueva colección.

Desde el comienzo de la Semana de la Moda, el jueves, algunos diseñadores han hecho referencia a los movimientos #MeToo y #Time’sUp.

Es el caso de Tom Ford, con sus bolsos marcados con la leyenda Pussy Power –para referirse al empoderamiento femenino– o de la puertorriqueña Stella Nolasco, quien empezó el desfile con el discurso de Oprah Winfrey en los Globos de Oro augurando un nuevo día en el horizonte para niñas y mujeres.

Chalek, de 30 años, fue más allá e hizo de esto el eje de su desfile. Como mujer, una tiene la responsabilidad de contribuir al cambio, señaló. “Si una dice ‘es hora de que esto cambie’ o ‘Time’s Up’, hay que hacer algo.

No creo que este desfile vaya a cambiar las cosas de la noche a la mañana, pero sí puede ser un paso más allá, creo que he hecho mi parte. Una mujer que ha sido empoderada es imparable, aseguró Chalek.

La vestimenta no tuvo casi importancia, aunque combinó sistemáticamente materiales fuertes, como el cuero y la piel, y delicados, como la seda y el tul, para marcar tanto la femineidad y la fuerza de las mujeres, afirmó.

El objetivo era otro: que las mujeres dieran su testimonio. La condición para reclutar a las modelos fue que hubieran sido víctimas de comportamiento sexual inapropiado, precisó.

Máscara de cerdo

Después de haber desfilado con calma delante de unos 200 invitados, las ocho modelos tomaron de una en una el micrófono, cada una al lado de un hombre vestido completamente de negro con el rostro cubierto con una máscara de cerdo.

En unos minutos, contaron –a veces con la voz temblorosa– su historia, cuando un amigo de la familia, un novio o un depredador en Internet las acosó, agredió sexualmente o violó, en el campus de una universidad, en un jardín público o en la casa de un pariente.

Alicia Kozakiewicz, de 29 años, quien fue secuestrada en 2002 cerca de su casa en Pittsburgh, Pensilvania, por un hombre que contactó con ella en línea, un caso que llegó a los titulares internacionales como uno de los primeros de ese tipo de delitos de la era de Internet.

Reinó el silencio tras las trágicas historias, y Chalek estimó que la meta fue alcanzada.

Por lo regular no me gusta el silencio, pero ahora me agrada porque tengo la impresión de haber logrado que se sintiera algo, declaró.

Si llegamos a salir del silencio (…) aunque sea sólo una mujer, ya será un éxito, señaló antes del desfile.

La indonesia Vivi Zubedi hizo su debut en la Semana de la Moda de Nueva York, cautivando al público con su colección de túnicas que espera capitalizar en el creciente mercado de la moda recatada y musulmana.

Victoria Beckham rompió con sus tradicionales desfiles para optar por una discreta celebración de lo que hemos alcanzado, desde sus primeras presentaciones en Nueva York hace una década.

Con información de Reuters

06 AM | 14 Feb

‘#MeToo’ gana protagonismo en Berlinale

Berlín. La Berlinale, primer festival de cine en Europa organizado desde las acusaciones de abusos sexuales contra el productor de Hollywood Harvey Weinstein, se inaugurará el jueves con 19 filmes en competición y una primera controversia ligada a la campaña #MeToo.

El cineasta estadunidense Wes Anderson abrirá el certamen con la cinta de animación Isle of Dogs, interpretada por Bryan Cranston, Bill Murray, Jeff Goldblum y Greta Gerwig.



Éstos son los puntos fuertes del festival, hasta el 25 de febrero.

#MeToo

Los organizadores prometieron promover la diversidad, tras la tormenta mundial desatada a raíz del escándalo Weinstein.

El director del festival, Dieter Kosslick, indicó haber descartado durante la selección varias películas -«menos de cinco»-, puesto que sus directores, actores o personas ligadas con la producción eran objeto de acusaciones creíbles de abusos sexuales.

Cuatro de las 19 películas en liza por el Oso de Oro están dirigidas por mujeres. «No es mucho pero algo es algo», admitió el director del festival.

Kosslick explicó además que prevé un «foro» para debatir sobre los «cambios concretos» y necesarios para que las mujeres sean tratadas de la misma forma que los hombres en la industria del cine.

Pero en vísperas del festival, una actriz surcoreana criticó a la Berlinale por haber invitado al cineasta Kim Ki-Duk. Acusó a este último de haberla abofeteado y obligado a rodar escenas de sexo improvisadas mientras trabajaba para su filme Moebius.

La Berlinale indicó estar «a la espera de informaciones detalladas».

Mujeres protagonistas

Las mujeres cobrarán igualmente protagonismo en la pantalla.

Claire Foy, heroína en la serie The Crown, en la que encarna a la reina Isabel II, protagoniza Unsane, rodada con un Iphone por Steven Soderbergh (Erin Brockovich, Traffic). En este cuento digno de Hitchcock, una mujer lucha por recuperar su libertad tras haber sido internada contra su voluntad en un asilo psiquiátrico.

La francesa Isabelle Huppert (Globo de Oro en 2017 por su papel en Elle) encarna a una mujer fatal, que irrumpe en la vida de un escritor prometedor en Eva.

Damsel, presentado como un western feminista dirigido por los hermanos David y Nathan Zellner, presenta al actor Robert Pattinson como un vaquero torpe que confía en salvar a su amada (Mia Wasikowska).

Becoming Astrid explora los primeros años difíciles de la vida de Astrid Lindgren, autora del cuento infantil Pipi calzaslargas.

Estrellas detrás de la cámara

Dos conocidos actores se colocaron detrás de la cámara.

El británico Rupert Everett, pionero del cine gay, escribió y dirigió The happy prince, un filme biográfico sobre los últimos días del escritor irlandés Oscar Wilde.

Otro actor británico, Idris Elba, a quien muchos ven como el futuro primer James Bond negro, estará presente en Berlín con «Yardie», una inmersión en el universo de los vendedores de droga jamaicanos en Londres.

Temas de actualidad

El brasileño Jose Padilha presentará 7 días en Entebbe, con los actores Rosamund Pike y Daniel Bruehl. El filme relata la operación israelí de liberación de rehenes después de que un avión de Air France fuera secuestrado por la Organización para la Liberación de Palestina en 1976.

O processo, de la brasileña Maria Augusta Ramos, es un documental de más de dos horas que sigue el proceso que desembocó en la destitución de la expresidenta Dilma Rousseff en 2016, desde el punto de vista de la defensa.

El filme noruego U-22 de julio recrea desde el punto de vista de sus 77 víctimas la masacre perpetrada en 2011 por el neonazi Anders Behring Breivik.

Latinoamérica, en competición

El cineasta mexicano Alonso Ruizpalacios (Güeros) concurrirá por el Oso de Oro con Museo, protagonizada por Gael García Bernal y Leonardo Ortizgris. Basada en una historia real, la película recrea el espectacular robo en el Museo Nacional de Antropología de Ciudad de México perpetrado por dos estudiantes durante la Navidad de 1985.

Igualmente en competición, Las herederas, primer largometraje del paraguayo Marcelo Martinessi, narra la historia de una pareja de mujeres que afronta dificultades económicas.

02 AM | 14 Feb

Michael Haneke: “El movimiento #MeToo es solo una caza de brujas”

El cineasta austriaco considera que esta ‘revolución femenina’ genera un nuevo «puritanismo» que daña la creación.



El cineasta austríaco Michael Haneke, doble ganador de la Palma de Oro en Cannes, considera que el movimiento #MeToo (Yo también), que a lo largo de los últimos meses ha logrado unir a miles de mujeres que alguna vez han sido acosadas para denunciar los abusos sexuales que sufrieron, se ha convertido en una «caza de brujas» que genera un nuevo «puritanismo» que daña la creación. «Me preocupa este nuevo puritanismo, impregnado de odio hacia los hombres, que nos llega en la estela del movimiento #MeToo», ha dicho el director de cine, autor de películas como La pianista (2001) o Funny Games (1997), en una entrevista al diario austriaco Kurier esta semana.

«Como artista, uno empieza a estar confrontado al miedo ante esta cruzada contra cualquier forma de erotismo», ha afirmado Haneke. Según él, »El imperio de los sentidos, de Oshima, una de las películas más profundas sobre la sexualidad, no podría filmarse hoy».Y ha añadido: «Desde luego, cualquier forma de violación o abuso sexual debe ser sancionado. Pero esta histeria y las condenas sin proceso a las que asistimos hoy me parecen repugnantes», ha agregado el cineasta, de 75 años.

Para el director de La cinta blanca (Palma de Oro, 2009) o de Amour (Palma de Oro y un Oscar en 2012), que no ha sido objeto de ninguna acusación, «cada aluvión de críticas que generan estas revelaciones, incluso en los foros Internet de diarios serios, envenena el clima en el seno de la sociedad». Haneke considera que este ambiente de «caza de brujas hace cada vez más difícil un debate sobre este tema [el acoso sexual] tan importante».

El movimiento #MeToo, al que se refiere Haneke, comenzó a principios del pasado octubre, después de que apareciesen los primeros titulares sobre que el gigante de Hollywood Harvey Weinstein era destituido de su empresa tras la publicación, por parte de The New Yorker y The New York Times, de un cúmulo de acusaciones de acoso sexual supuestamente cometidos durante décadas y silenciados a golpe de talonario. El estruendo provocado por los testimonios de artistas famosas contra Weinstein —Ashley Judd, Mira Sorvino, Angelina Jolie o Gwyneth Paltrow— desencadenó un enorme terremoto en Estados Unidos que se ha sentido en todo occidente y que ha ido derribando, en cascada, a un rosario de hombres poderosos, semidioses en sus respectivos gremios. Un seísmo que ha animado a cientos de miles de mujeres anónimas han roto el silencio y se han lanzado a compartir sus propios casos de abuso.

El fenómeno ha alumbrado un potente movimiento contra el machismo y el acoso sexual, pero también han surgido voces discrepantes, como la de Haneke, que está preparando una serie de 10 capítulos titulada Kelvin’s Book. Sin embargo, la que más revuelo causó fue la de un colectivo francés, formado por un centenar de artistas e intelectuales, que creó un manifiesto opuesto al clima de «puritanismo» sexual que habría desatado el caso Weinstein. La tribuna fue publicada en el diario Le Monde y firmada por conocidas personalidades de la cultura francesa, como la actriz Catherine Deneuve, la escritora Catherine Millet, la cantante Ingrid Caven, la editora Joëlle Losfeld, la cineasta Brigitte Sy, la artista Gloria Friedmann o la ilustradora Stéphanie Blake.

11 AM | 13 Feb

Michael Fassbender: resurge historia de violencia doméstica

Resurge historia de abuso de Michael Fassbender contra su exnovia
El actor Michael Fassbender siempre tuvo una mancha en su historia pero parece que hasta ahora tendrá un gran impacto en su carrera.

En esta época de “justicia social” nadie se salva de ser linchado públicamente por algún acto cometido en el pasado reciente o muy lejano. Ahora le toca el turno a Michael Fassbender, quien fue acusado por su exnovia Sunawin “Leasi” Andrews en 2010 de violencia doméstica, y con los movimientos #MeToo y Time’s Up en plenitud es tiempo de recordarle a todo el mundo esa mancha en su historia.



En 2010 Fassbender empezaba a despegar con su carrera, pues había participado en Bastardos Sin Gloria, estaba cerca su primera interpretación de Magneto en X-Men: Primera Generación, y dos años más tarde su actuación en Deseos Culpables le valdría nominaciones a los Globos de Oro y los premios BAFTA.

Andrews interpuso una demanda en su contra por violencia física después de que el actor la golpeara en 2009, y presentó una orden de restricción en marzo de 2010. The Daily Beast compartió el violento episodio que contó Andrews en la petición presentada ante el tribunal: ella fue con Fassbender y dos amigos a cenar a un restaurante, y cuando un exnovio se acercó para saludarla, el actor se enfureció demasiado y durante el regreso a casa él no paraba de gritarle y manejar muy rápido. Al llegar ella intentó bajar pero éste aceleró y fue arrastrada por el auto; luego él se dio cuenta que Andrews no podía levantarse y la metió en el auto; sus amigos los habían seguido para tratar de calmar las cosas, lo cual hicieron toda la noche.

La parte más perversa de este caso de abuso se dio cuando Andrews despertó el 29 de noviembre:

En un sudor profundo y dolor con sangrado vaginal […] Fui al hospital y tenía el tobillo izquierdo torcido, una cápsula de la rodilla izquierda reventada y un quiste ovárico reventado, mucho sangrado interno.
La misma fuente informa que una amiga de Andrews que estuvo esa noche y fue contactada dijo que ella no vio el incidente del que ella habla en el que fue arrastrada por Fassbender, además de que según ella no continuaron peleando cuando llegaron a la casa.

Fassbender se ha negado a hablar públicamente de estas acusaciones en su contra, y ahora es menos probable que lo haga, lo que sí puede suceder es que su carrera se venga abajo, pues algo similar ocurrió con Kevin Spacey , T.J. Miller y James Franco, sobre quienes no había una demanda sino sólo acusaciones de palabra.

Sin duda el actor alemán ha tenido la oportunidad de brillar en Hollywood al trabajar con reconocidos cineastas como Quentin Tarantino, Ridley Scott, David Cronenberg y Danny Boyle, pero tomando en cuenta la situación que se está viviendo en la meca del cine, parece que sus días están contados cuando se empiecen a difundir los abusos cometidos a su exnovia, y recordemos que no se trata de simples acusaciones de acoso como las que hay sobre Dustin Hoffman o James Franco (las cuales de por sí lo pondrían en problemas), sino de auténtica violencia contra una mujer.