10 AM | 22 May

Francia: Investigan al productor Luc Besson por violación

La policía investiga al director y principal productor de cine de Francia, Luc Besson, acusado de violación por una de las actrices de su última película, confirmaron fuentes policiales.
La denuncia fue presentada la noche del sábado pasado por la modelo francesa Sand van Roy, de 27 años y quien participó en la última superproducción de Besson, la película Valerian y la ciudad de los mil planetas.

De acuerdo con el testimonio policial de la joven, el jueves de la semana pasada el productor, de 59 años de edad, la drogó y abusó sexualmente de ella en un hotel de lujo del centro de esta capital.



La policía judicial abrió una investigación y este lunes agentes del cuerpo de seguridad civil tomaron muestras de sangre y de cabello de la modelo para determinar si fue drogada.

Las fuentes precisaron que el productor y director de la película de ciencia ficción El quinto elemento no ha sido todavía interrogado por la policía.

Según medios locales, Besson se encuentra actualmente en Estados Unidos, en donde reside con su esposa.

A través de un abogado, Besson desmintió las acusaciones de violación formuladas contra él que calificó de “fantasiosas”.

Besson es el presidente de la productora Europa Corp y productor de la película más cara de la historia del cine francés, “Valerian y la ciudad de los mil planetas”, que costó 180 millones de euros (211 millones de dólares).

El caso ha sido denunciado al final de la 71 edición del Festival de Cine de Cannes dedicada este año al derecho a la igualdad laboral de mujeres y hombres y contra los abusos sexuales a actrices.

06 PM | 20 Feb

«Video» Karla Souza denuncia abuso sexual por un director

Karla Souza narró cómo un director de televisión abusó de ella psicológica y sexualmente durante uno de los primeros proyectos de su carrera.

Karla Souza alza la voz y se suma a la lista de actrices que contaron su historia sobre abuso sexual en la industria del cine y la televisión


La protagonista de ¿Qué culpa tiene el niño? y How To Get Away With Murder narró cómo un director de televisión abusó de ella psicológica y sexualmente durante uno de los primeros proyectos de su carrera.

Aunque se negó a decir el nombre del responsable, la actriz declaró que es una persona muy carismática y exitosa de la industria.

“Con este director yo estaba sola, no había muchas mujeres en ese grupo, me sentí desprotegida, yo vivía sin mis papás. Agarran a alguien vulnerable de cierta manera”, comenta Souza en entrevista para AristeguiCNN.

La actriz mexicana relata que el acoso inició con el alojamiento que le fue asignado durante la grabación de la serie. Únicamente ella y el director se quedaron en un hotel distinto al resto del reparto y equipo de producción.

El director comenzó a frecuentar su habitación por las madrugadas, con la excusa de discutir más el rol de Souza y la importancia del proyecto en su carrera.“Empezó a haber un acercamiento físico, un coqueteo, donde yo no siento que tenga la opción de rechazarlo”, dijo la actriz.

Souza asegura que negar las insinuaciones sexuales tenía una repercusión directa en su trabajo. “Si decidía no abrirle la puerta, al día siguiente me la cobraba. Él decidía no filmar mi escena y me empezaba a humillar frente a los demás”.

Cuando la actriz quiso compartir lo que le estaba sucediendo, se dirigió a una de las pocas mujeres en el equipo de producción y sin mucho asombro la asistente solamente respondió: “así es este cuate, qué barbaro”.

Souza dejó de recibir al director en su habitación y en consecuencia fue eliminada de la serie. A pesar de que posteriormente pudo regresar a su papel, las humillaciones fueron constantes.

En ocasiones pasadas, la actriz ha animado a sus colegas del medio a denunciar. Y aunque afirma que México se encuentra en un contexto muy distinto en temas de sexismo y machismo, en comparación a países donde recientemente han surgido poderosos movimientos —como Estados Unidos con #MeToo o Francia con #BalanceTonPorc—, espera que la situación cambie pronto y mucho más rápido.

06 PM | 03 Feb

Director “Roman Po­lanski”, 40 años fugitivo

Desde 1978 el cineasta francopolaco se convirtió en prófugo de la justicia de EU por la denuncia de violación de una chica de 13 años.

Su vida parece la trama de una de sus películas más oscuras. Es más, contiene todos los elementos de intriga propios del género: un acto criminal, excesos, suspenso y una es­pectacular fuga concretada un día como hoy pero de hace 40 años, cuando abandonó para siempre Los Ángeles y se refu­gió en París.


La pesadilla de Roman Po­lanski comenzó el 15 de abril de 1977, cuando fue acusado formalmente de violación por los padres de Samantha Gei­mer, una chica de 13 años con la que sostuvo relaciones se­xuales durante un sesión foto­gráfica el 10 de marzo de ese año en casa del actor Jack Ni­cholson en Santa Mónica, Ca­lifornia, en la que abundó el alcohol y las drogas.

El cineasta de origen fran­copolaco, que ya era mun­dialmente conocido gracias a obras como Repulsión, Chi­natown o El inquilino, se de­claró inocente en primera instancia, pero más tarde, su defensa cambió la estrategia para declarase culpable por “corrupción de menor”.

En esos meses de angus­tia, el equipo de abogados de Polanski incluso llegó a un acuerdo con los demandan­tes para evitar un proceso pú­blico, pero el 19 de agosto, el juez Lawrence Rittenband lo condenó a tres meses de cár­cel para ser sometido a “exá­menes mentales”.

Los compromisos fílmicos del realizador postergaron la reclusión hasta el 17 de di­ciembre de 1977, cuando in­gresa al hospital-prisión Chino cerca de Los Ángeles, que abandonaría 47 días des­pués por órdenes de la justicia.

Contrario a lo que todos imaginaban, el problema es­taba lejos de acabarse y al en­terarse de que corría el riesgo de ser condenado a la pena máxima de 50 años, Polanski decide, el 31 de enero de 1978, hace 40 años, cruzar el Atlán­tico para refugiarse en París.

“Fue tal shock de saber que no había acabado después de salir de la cárcel. ¡Libre! Con tu hatillo (pequeños enseres) bajo el brazo, con el abogado esperán­dote fuera, de pie, en tu mente todo ha acabado.

Y luego el juez cambia de opinión. Y tengo que volver a pri­sión, y nadie sabe cuán­to tiempo. Simplemente no podía pasar por eso”, declaró el realizador a la revista Vaini­ty Fair en septiembre de 2013.

El 24 de febrero de 1978, el juez Paul Breckenridge se niega a pronunciar un vere­dicto en ausencia, con lo que Polanski se convierte en fu­gitivo de la justicia estadu­nidense, país al que intenta regresar por p r i ­mera vez en 1994, cuando le es negado el per­dón por parte del procurador encarga­do del expediente cri­minal, Roger Gunson.

Antes de esa petición, el cineasta finiquitó el proceso civil pagando 225 mil dólares a Samantha Geimer, quien el primero de marzo de 2003 lo “perdona” públicamente al tiempo que reitera la viola­ción de la que fue objeto.

“Él (Polanski) me hizo be­ber champaña y tomar Qaalu­de (metacualona). Y abusó de mí”, fueron las frías palabras de Geimer, quien con su pro­nunciamiento buscaba que el cineasta pudiera asistir a la ceremonia del Oscar del 23 de marzo de 2002, en la que fue nombrado, en ausencia, Mejor Director por El pianista.

El Oscar lo recibió una fría mañana de septiembre de ese mismo año en su casa de Pa­rís de manos del actor Harri­son Ford.

Pero lejos de rendirse, su defensa ha insistido para que el estado de California aban­done los cargos contra su cliente, quien el 26 de sep­tiembre de 2009 fue arresta­do al llegar a Zúrich, Suiza, en cuyo festival se rendiría un tri­buto a su trayectoria.

En virtud de un acuer­do estadunidense-suizo, fue “puesto en detención provi­soria con miras a la extradi­ción” que había sido pedida en 2005.

Después de pagar una fianza de tres millones de eu­ros, Roman Polanski, hoy de 84 años de edad, queda bajo arresto domiciliario en su chalet de Gstaad (Alpes sui­zos), donde es obligado a por­tar un dispositivo de seguridad y un brazalete electrónico.

En 2010 la solicitud de ex­tradición hacia Estados Uni­dos fue rechazada por la ministra suiza de Justicia Eve­line Widmer-Schulumpf.

“No sé si esos asuntos se solucionarán algún día.

“Como todo el mundo sabe, Samantha Geimer lleva más de 30 años pidiendo que esto acabe, pero los jueces que heredan el caso lo man­tienen vivo.

“¿Quién sabe? Quizá algún día alguno de ellos decida de­jar de hacerlo. Pero ya se sabe que son corruptos que se cu­bren unos a otros. Yo hice todo lo que estaba en mi mano para que el asunto terminara. Me declaré culpable, regresé a Estados Unidos y fui a prisión, pero la gente se olvida de eso”, explicó recientemente el rea­lizador a Esquire en su edición española.

En esa misma charla sos­tenida con motivo del estre­no de su más reciente thriller, Based on a True Story, basado en el libro homónimo de Del­phine de Vigan y que se exhi­bió en el Festival de Cannes 2017, Polanski acepta que no ha sido fácil repasar su vida para la reedición de su autobiografía Roman by Polanski.

“Cuando escribes un relato de tu existencia tienes que ser exacto, y para eso tienes que escarbar en tus recuerdos. Pero lo que encuentro cuando rebusco en mis recuerdos no es agradable”.

09 AM | 01 Feb

Harvey Weinstein se defiende de acusación de Rose McGowan

Harvey Weinstein cita a Ben Affleck para probar que no abusó de Rose McGowan, Según el abogado del magnate, un correo electrónico de Ben Affleck demuestra que su encuentro con Rose McGowan fue consensuado y no una violación.

Mientras Rose McGowan sigue refiriéndose a él como ‘el Monstruo’ y sigue dando detalles sobre sus presuntos abusos (tanto en Citizen Rose, su documental para E!, como en su libro de memorias), Harvey Weinstein afirma que un correo electrónico de Ben Affleck demuestra que él no abusó de la actriz. Según el abogado del magnate (vía Entertainment Weekly), un mensaje enviado por el actor y director demuestra que McGowan miente, y que los encuentros entre ella y Weinstein fueron consensuales.



“Ella no me dijo nunca que nadie la agrediera, ni yo lo deduje de sus palabras. Cualquier versión que diga lo contrario es falsa. No sé nada de lo que Rose hizo, ni de lo que afirma haber hecho”: según Ben Brafman, letrado que representa a Weinstein, estas son las palabras de Affleck en su correo. Asimismo, Brafman asegura que McGowan habló del incidente con su antigua manager, Jill Messick, dándole también a entender que Weinstein no la había violado.

Cuando McGowan hizo públicas sus acusaciones, Ben Affleck afirmó no estar al tanto de los abusos sexuales presuntamente cometidos por Weinstein: “Sabía que era un guarro y un matón, pero, por desgracia, eso no era infrecuente [en Hollywood]”, declaró. Después de publicarse sus palabras, McGowan posteó un mensaje en twitter que rezaba: “¡Le dije que dejara de hacer esas cosas!’ Eso fue lo que me soltaste a la cara. Me hizo ir a una rueda de prensa después de agredirme. Mientes”.

12 PM | 31 Ene

Hollywood: Diane Keaton defiende a Woody Allen

“Es mi amigo y continúo creyendo en él”, dijo la actriz en su cuenta de Twitter.

La actriz estadounidense Diane Keaton salió hoy en defensa del cineasta Woody Allen, en el centro de la polémica por abusar presuntamente de su hija adoptiva Dylan Farrow en 1992, y señaló que sigue creyendo en su inocencia.

“Woody Allen es mi amigo y continúo creyendo en él”, dijo Keaton, una de las grandes musas del realizador neoyorquino, en su cuenta de Twitter.


La protagonista de “Annie Hall” (1977) y “Manhattan” (1979) invitó además a sus seguidores en esta red social a ver una entrevista a Woody Allen emitida en 1992 por el programa “60 Minutes”.

En esa conversación televisiva, Allen negó haber abusado sexualmente de Dylan Farrow cuando era una niña, unas acusaciones que han vuelto a salir a la luz en los últimos meses ante la catarata de casos de agresión sexual en Hollywood y por el impulso de los movimientos “Me Too” (Yo también) y “Time’s Up” (Se acabó el tiempo).

Dylan Farrow, la hija adoptiva de Woody Allen y Mia Farrow que ahora tiene 32 años, ofreció a mediados de este mes su primera entrevista en televisión, en la que reafirmó sus acusaciones contra el cineasta.

“Todo lo que puedo hacer es contar mi verdad y esperar que alguien me crea en lugar de solo escucharme”, dijo.

La acusación de Dylan Farrow contra su padre salió originalmente a la luz en 1992, en medio de la tormentosa separación de Woody Allen y Mia Farrow en la que la actriz ganó en los tribunales la custodia de sus hijos.

Allen había iniciado en esa misma época una relación con otra hija adoptiva de Farrow, Soon-Yi Previn, que tenía 19 años y con la que finalmente se casó en 1997.

En 2014, Dylan Farrow envió una carta a The New York Times en la que contaba cómo el realizador había abusado de ella, pero los hechos ya habían prescrito legalmente.

Las declaraciones de Diane Keaton de hoy se unen a las recientes afirmaciones de Alec Baldwin, quien opinó que “renunciar” a Woody Allen es “injusto y triste”.

“¿Es posible apoyar a los supervivientes de la pedofilia y de abusos y acosos sexuales y, al mismo tiempo, creer que Woody Allen es inocente? Así lo creo”, escribió en Twitter.

Sin embargo, Keaton y Baldwin son solo una minoría en Hollywood frente a los intérpretes que han mostrado en los últimos días su arrepentimiento y tristeza por haber trabajado con Allen.

Como muestra, Rebecca Hall y Timothée Chalamet donaron sus sueldos correspondientes a sus papeles en películas de Woody Allen, Selena Gómez hizo una importante contribución a “Time’s Up”, y Greta Gerwig dijo tenía remordimientos por haber trabajado en la película “To Rome With Love” (2012).

Asimismo, Kate Winslet admitió el domingo, en un encuentro con críticos de cine en Londres, que lamenta las “malas decisiones” que tomó al haber trabajado con ciertos cineastas, si bien no los mencionó directamente.

Después del escándalo en torno al productor Harvey Weinstein, acusado por decenas de casos de agresión sexual, numerosas revelaciones del mismo tipo salpicaron a artistas como Kevin Spacey, Dustin Hoffman, James Franco, Brett Ratner, John Lasseter, Louis C.K. o Bryan Singer.

08 PM | 30 Ene

Rose McGowan narra violación de Harvey Weinstein

La actriz se refirió al productor como “el monstruo”.
La actriz Rose McGowan reveló detalles de la violación que sufrió por parte del productor Harvey Weinstein, en los años 90.

Refiriéndose a él como “el monstruo”, McGowan recordó el incidente en su autobiografía “Brave”, que está por salir a la venta en Estados Unidos.

Ocurrió en el festival de Sundance de 1997. Llegó a la suite de Weinstein para un encuentro que ella pensó sería para hablar de su carrera, pero el productor la empujó en una habitación con jacuzzi y le quitó la ropa, lo que dejó a la actriz petrificada.



Weinstein la sentó en un costado del jacuzzi y le hizo sexo oral mientras se masturbaba. “Gime ruidosamente; en medio de mis lágrimas veo su semen flotando sobre las burbujas”.

En aquel momento le aconsejaron a Rose que no emprendiera acciones legales, pues nadie le creería. La propia actriz escuchó a Weinstein hablar con personas para decirles que no trabajaran con ella.

Ese no fue el único incidente de agresión sexual que Rose vivió, pues en el mismo libro recordó que a los 14 años le metió la lengua en la garganta y le tocó los senos.

De su relación con Robert Rodriguez dijo que se aprovechó de que le contó su incidente con Weinstein. Sobre Marilyn Manson -con quien estuvo casada- escribió que lo amaba, pero ya no podía mantener el ritmo de su estilo de vida.

06 PM | 30 Ene

La actriz argentina Cecilia Roth confiesa que fue violada

La argentina dijo que bloqueó de su mente el nombre de su atacante.

Cecilia Roth había contado la semana pasada en Conversaciones con Mariana Arias que en Madrid había sufrido una violación. “No fue en el ámbito laboral (…) Me costó darme cuenta y es la primera vez que lo cuento (…) Fue claramente una violación, cuando una dice ‘no’ es ‘no'”, dijo la actriz al ser consultada sobre si alguna vez sufrió acoso trabajando en el medio.

Este lunes, la actriz profundizó sobre el tema en el programa de radio Perros de la calle. Roth, quien no había hablado de su horrible experiencia en los medios hasta la entrevista con LA NACION, dijo: “A mí me violaron en Madrid. Fue una situación que me costó darme cuenta de que era una violación porque era una persona conocida mía. Era un periodista español (…) Esta situación estaba muy borrada en mi vida. Me había dejado mi novio, estaba fatal, él era más amigo de mi novio que mío. Me dijo ‘Ven, charlemos’. Después, fuimos a su casa y ‘no’ es ‘no’. Pero parece que a veces puede ser ‘sí, pero si tienes ganas’. Y terminé haciendo lo que no quería hacer, definitivamente”.



La actriz dijo que luego de eso, nunca más lo vio. “Nunca más en mi vida me volvió a llamar – explicó-. Él sabía lo que estaba haciendo. Me di cuenta en el momento. Yo no quería. Estaba claro. Me dio tanta angustia que estaba guardado, hasta que lo empecé a contar y ahora lo puedo decir. Seguramente en otro momento no lo comentaba”.

Roth dijo que ella misma bloqueó ese hecho: “No me acuerdo el nombre. Lo bloqueé totalmente. Era un periodista español pero no me acuerdo ni cómo era la cara de este tipo. Seguramente tenía miedo de que me dijeran que yo lo había provocado o que si yo no quería no hubiera pasado. Ahora me siento con la obligación de contarlo”.

09 PM | 30 Oct

«Topless» en París contra Roman Polanski

Activistas feministas se han manifestado en la Cinemateca Francesa contra una retrospectiva dedicada al director, acusado de agresiones sexuales por varias mujeres.

Dos activistas del grupo feminista Femen irrumpieron este lunes por la noche en la Cinemateca Francesa y se manifestaron con otras decenas de personas contra la retrospectiva dedicada al director franco-polaco Roman Polanski, acusado de agresiones sexuales por varias mujeres.

“No hay honor para los violadores”, gritaron las activistas al paso de Polanski, de 84 años, que había acudido a presentar su última película D’après une histoire vraie (Basado en hechos reales), al inicio de la retrospectiva dedicada a su obra.

Las dos mujeres, que mostraron sus pechos desnudos y llevaban la inscripción Very Important Pedocriminal (Pederasta muy importante) en la espalda, fueron expulsadas rápidamente de la Cinemateca, pero siguieron manifestándose a las afueras del edificio. “¡Apreciar a un artista no significa callar antes sus crímenes!”, dijo Sanaa Beka, que fue a protestar en respuesta al llamamiento de asociaciones feministas.

En febrero pasado, el cineasta tuvo que renunciar a presidir los premios César del cine francés por la presión de asociaciones de ese tipo. “Para nosotros lo importante es anular esta retrospectiva, obtener disculpas de la Cinemateca y provocar una toma de consciencia”, había afirmado Raphaëlle Rémy-Leleu, portavoz del grupo Osez le féminisme (Osad el feminismo), Raphaëlle Rémy-Leleu, horas antes del comienzo de las protestas.

En 1977, Roman Polanski admitió haber tenido relaciones sexuales ilegales con Samantha Geimer, que en aquel entonces tenía 13 años, en la vivienda de Jack Nicholson en Los Ángeles mientras el actor estaba de viaje.
A cambio de esta confesión, un juez aceptó no retener otros cargos más graves contra él. Pero, convencido de que este último daría marcha atrás en su promesa y acabaría condenándolo a varias décadas de prisión, el cineasta huyó a Francia.

El director, oscarizado por El Pianista y casado con la actriz francesa Emmanuelle Seigner, con quien tiene dos hijos, siempre ha rechazado volver a Estados Unidos sin tener garantías de que no será encarcelado. En 2010, la actriz británica Charlotte Lewis declaró que el director la había forzado a tener relaciones sexuales en una ocasión cuando ella tenía 16 años.

Otra mujer, identificada como Robin, lo acusó en agosto de agresión sexual cuando tenía 16 años, en 1973. A principios de octubre, la justicia suiza indicó que estudia nuevas acusaciones contra Polanski de una mujer que asegura que el director abusó de ella en 1972, cuando tenía 15 años.

La Cinemateca francesa, presidida por el cineasta Costa-Gavras, se negó a anular el evento. “Fiel a sus valores y a su tradición, la Cinemateca no busca substituirse a la justicia”, declaró la institución, que denuncia un pedido de “censura puro y simple”.

“La retrospectiva de Polanski está prevista desde hace mucho tiempo”, apuntó el viernes la ministra de Cultura de Francia, Françoise Nyssen. “Se trata de una obra, no de un hombre, no voy a condenar una obra”, dijo. Una petición lanzada en Internet la semana pasada para desprogramar esta retrospectiva recogió 26.000 firmas.

10 PM | 29 Oct

Asia Argento dio a conocer lista de víctimas de Harvey Weinstein

https://mobile.twitter.com/AsiaArgento/status/924288840310906880

Incluye los nombres de Gwyneth Paltrow, Angelina Jolie, Lupita Nyong’o, Eva Green y Cara Delevigne, entre otras.

México.- La actriz italiana Asia Argento dio a conocer este sábado una lista con 82 mujeres que fueron víctimas de violencia sexual por parte del productor de cine estadounidense Harvey Weinstein.

En su cuenta de twitter, la hija del director Dario Argento reveló los nombres de decenas de actrices, trabajadoras del mundo del cine, además de incluir a otras personas que prefirieron quedar en el anonimato. Todas ellas fueron atacadas sexualmente, acosadas o violadas por Weinstein, y están listadas de manera cronológica; el primer caso data de 1980.

Entre los nombres más reconocibles se encuentran Rosanna Arquette, la productora Elizabeth Karlsen, Gwyneth Paltrow, Mira Sorvino, Ashley Judd, Rose McGowan, Angelina Jolie, Heather Graham, Lupita Nyong’o, Eva Green, Cara Delevigne, Lea Seydoux, Daryl Hanna y la propia Argento, a quien Weinstein violó en Cannes cuando tenía 21 años de edad.

Desde la revelación del escándalo, Weinstein ha sido de la compañía productora que él creó, y perdió su membresía en la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas, además de encarar decenas de procesos legales que le podrían valer una vida en prisión.

06 PM | 29 Oct

Acusa Annabella Sciorra a Weinstein de violación

La actriz italoestadounidense Annabella Sciorra acusó a Harvey Weinstein de haberla violado en la década de los 90 y acosado en los años siguientes a ese suceso, informó la revista The New Yorker, que ayudó a destapar el historial de agresión sexual del productor.

En un artículo de seguimiento al escándalo Weinstein, revelado por varios reportajes del diario The New York Times y esa revista, la actriz de Los Soprano se sumó al medio centenar de mujeres que se han declarado víctimas del que fuera productor estrella de Hollywood.

Consultada inicialmente por la revista para el primer reportaje, en el que 13 mujeres acusaban a Weinstein de acoso y la actriz Asia Argento de violación, Sciorra negó tener alegaciones que hacer contra el productor, pero dos semanas después contactó a la publicación para desdecirse.

Sciorra dijo que encontró un detonante para hablar sobre su experiencia al conocer los testimonios de otras mujeres y escuchar la grabación policial en la que Weinstein pide insistentemente a una modelo que vaya a su habitación.

La actriz explicó que después de filmar The Night we Never Met (1993) entró en una dinámica de eventos con el círculo de Miramax, el estudio confundado por Weinstein, y después de asistir a una cena con él, el productor se ofreció a dejarla en casa como había hecho en otras ocasiones.

Una vez en su apartamento y preparada para dormir, alguien llamó a su puerta.

“No era la mitad de la noche, así que abrí una ranura de la puerta para ver quién era. Y él (Weinstein) abrió la puerta de un empujón”, recordó.

De acuerdo con el testimonio de Sciorra, el productor entró en su casa y se descamisó mientras inspeccionaba si había alguien más. La actriz, que estaba sola y en camisón, afirmó que éste la acorraló en su habitación, ignoró sus peticiones para que se fuera de allí y la lanzó a la cama.

“Pateé y grité”, declaró la actriz, que acusó a Weinstein de sujetar sus brazos y forzarla sexualmente. De manera similar al testimonio de la actriz Asia Argento, Sciorra señaló que el productor le practicó sexo oral forzado y ella luchó para evitarlo, pero le quedaba poca fuerza.

La actriz italoestadounidense, que no denunció a la Policía, añadió que sufrió el impacto de la maquinaria Harvey en su vida, ya que no volvió a trabajar hasta 1995, y años después, cuando retomó su carrera, el productor la acosó al coincidir en varios hoteles con ella en diferentes eventos.

En el mismo artículo se incluye otra acusación de acoso, la de la actriz estadounidense Daryl Hannah. Hannah desgranó que en la década de los 2000, mientras promocionaba Kill Bill: Volume 2, Weinstein entró en su habitación, de la que, al parecer, tenía una llave.

“Entró como un toro enrabietado. Sé con cada fibra de mi ser que si mi maquillador no hubiera estado en la habitación, las cosas no habrían ido bien”, señaló a la revista. Antes de irse, Weinstein le dijo que se vistiera y fuera a una fiesta en el hotel, pero al llegar, la recepción estaba completamente vacía.

Cuando iba a tomar el ascensor para volver a su habitación, el productor supuestamente le preguntó si sus pechos eran reales y si podía tocarlos.

Tras la negativa, la actriz dijo haber tenido repercusiones: el avión de Miramax despegó sin ella al día siguiente, y sus vuelos y hotel para Cannes fueron cancelados.

La portavoz de Weinstein envió una declaración a la revista en respuesta a las alegaciones de Sciorra y Hannah, en la misma línea que las anteriores: “El señor Weinstein absolutamente niega cualquier alegación de sexo no consensuado”.