04 PM | 07 Feb

James Mangold (LOGAN) en contra de las escenas postcréditos

‘Hemos vuelto al público adicto a un puto bonus’: el director de ‘Logan’ carga contra esos epílogos diseñados ‘para hacerte comprar la siguiente película’

Te obligan a calentar butaca mucho más tiempo del necesario, convierten la salida del cine en una ordalía y, bien mirado, no dejan de ser un truco publicitario: las escenas postcréditos, ese recurso que Marvel ha puesto de moda en Hollywood, dan motivos de sobra para que sus detractores la pongan a caldo. Y, si hay un cineasta que destaque por su odio a esta estratagema, ese es James Mangold. El director no sólo se negó en redondo a incluir un epílogo de este tipo en su Logan, sino que ha arremetido contra la costumbre en una charla para el Sindicato de Directores de EE UU (vía io9).



Abundante en la palabra “fuck” y sus derivados, la diatriba de James Mangold revela una auténtica furia hacia el blockbuster moderno y sus cosas. El cineasta explica que su rechazo a las escenas postcréditos viene dado ya por el propio origen de esta práctica: “Las inventaron para aliñar películas tan apestosas que necesitaban tener algo al final para que el público las valorase mejor, cuando lo que ocurría era que las películas en cuestión eran incapaces de aterrizar sobre sus propios y jodidos pies”, exclama antes de abordar un panorama actual que, insiste, le parece dantesco. “Hemos convertido al público en adicto a un puto bonus en los créditos. Es vergonzoso. Quieren decir que no eres capaz de darle un buen final a tu película”.

“Incluso si consigues que 100.000 adictos a Twitter se pongan a apostar sobre qué puta escena saldrá tras los jodidos créditos, estás haciendo trampa”, proclama el director. Y, añade, esto es sólo un síntoma de esas “malas costumbres jodidamente terroríficas” que se han convertido “en algo obligatorio”. “El miedo a ser uno de esos directores, a tener a todo el mundo dándome palmaditas en la espalda cuando en realidad me siento como una mierda porque sé que he hecho trampa, es seguramente la cosa que más me asusta en este puto mundo”, concluye.

Las palabras de Mangold no ha caído especialmente bien ni entre el fandom ni entre sus compañeros de profesión, de modo que el cineasta publicó ayer en Twitter una explicación de sus palabras con menos furia y menos palabras malsonantes, pero con razonamientos más elaborados. “Las escenas postcréditos son el equivalente en cine del glutamato monosódico y el crack”, opina. “Por supuesto que gustan: están diseñadas para eso, para engancharte y que compres la siguiente película”. A juicio del autor de Logan, la expectación por estos epílogos “degrada la integridad de la experiencia cinematográfica, ya que la película no termina, sino que te escamotea un auténtico final con una serie de agradables viñetas / anuncios de la cosa que vas a ver el año que viene”.

“Las películas (una forma de arte que adoro) se degradan cuando dejan de funcionar como una forma con un comienzo, un medio y un final para convertirse en partes de una máquina serializada de hacer dinero”, prosigue Mangold. “Esas escenas promueven un concepto falso de ‘universo’, como si la gente que las hace supiera qué es lo siguiente que va a pasar en la saga”, apunta, cargando con las culpas a “una prensa aduladora que gana dinero gracias a esos ‘universos’ y al cotilleo que se monta alrededor de ellos”.

 

08 AM | 06 Ene

“Logan” es nominada a los premios del Sindicato de Guionistas… se acerca al Oscar

Cada año hay muchas películas de superhéroes (incluso demasiadas, según Jodie Foster), pero su mecha no suele llegar hasta la temporada de premios, conformándose con ganar quintillones de dólares en taquilla en vez de acumular estatuillas. Sin embargo, en la última remesa superheroica un título destacó por encima de los demás ofreciendo una novedosa vuelta de tuerca adulta y concreta sobre el género. Nos referimos a Logan, la despedida de Hugh Jackman de su papel de Lobezno bajo dirección de James Mangold.

Logan gustó tanto que algunas voces empezaron a posicionarla como firme candidata a los Oscar. Y justo en la semana en la que se abre el plazo de votaciones para los académicos de Hollywood la película ha recibido la mejor noticia para empujar su candidatura. El libreto de Mangold, Michael Green y Scott Frank ha sido nominado por el Sindicato de Guionistas en sus propios premios dentro de la categoría de mejor guion adaptado.

¿Significa eso que el texto tiene posibilidades para estar entre los candidatos al eunuco dorado? El próximo 23 de enero lo sabremos. De momento, estas son las nominaciones del Sindicato de Guionistas (Writer’s Guild of America).

MEJOR GUIÓN ORIGINAL

Emily V. Gordon & Kumail Nanjiani por La gran enfermedad del amor

Jordan Peele por Déjame salir

Steven Rogers por Yo, Tonya

Greta Gerwig por Lady Bird

Guillermo del Toro & Vanessa Taylor por La forma del agua

 

MEJOR GUIÓN ADAPTADO

James Ivory por Call Me By Your Name

Scott Neustadter & Michael H. Weber por The Disaster Artist

James Mangold, Scott Frank & Michael Green por Logan

Aaron Sorkin por Molly’s Game

Virgil Williams & Dee Rees por Mudbound

 

MEJOR GUION DE DOCUMENTAL

Theodore Braun por Betting on Zero

Brett Morgen por Jane

Alex Gibney por No Stone Unturned

Barak Goodman por Oklahoma City

11 PM | 24 Oct

Spin-off de Logan «X-23» en proceso

James Mangold confirma estar trabajando en spin-off de Logan enfocado en la pequeña Laura, o también conocida como el mutante X-23.

De entre todos los puntos positivos de Logan, la más reciente película de James Mangold, uno de ellos fue la creación que le dio Dafne Keen al personaje de X-23, la pequeña mutante con poderes similares a los de Wolverine. Ahora, a través de The Hollywood Reporter, el director ha confirmado que se encuentra trabajando en un spin-off de X-23.



“El éxito que tuvo Patty Jenkins con Mujer Maravilla sólo refuerza la idea para los estudios cinematográficos que tengan menos miedo en tener una protagonista femenina. Y cuanto más tiene éxito la película, eso me deja a mi mucho más espacio para decir ‘Bien, aquí estamos nosotros con una protagonista femenina. Es increíble. ¿Qué vamos a hacer con ella? Y ahí es donde estamos (con el guion de Laura) justo ahora, soñando”.

Todavía se desconoce el arco argumental que el guion de James Mangold esté llevando. Ya sea si es meses después de lo ocurrido en Logan -que sería obvio tener a la pequeña actriz Dafne Keen- o si ya veremos directamente una X-23 en etapa adolescente o adulta.