12 PM | 23 Jul

Jean-Louis Trintignant se retira del cine por enfermedad

ABC: A sus 87 años, Jean-Louis Trintignant ha anunciado que deja la actuación, que ya no puede aguantar físicamente las luchas de un rodaje, que siente la sombra de la muerte demasiado cerca como para dar vida a un nuevo personaje. A sus 87 años, el intérprete de «Amor», «Y Dios creó a la mujer», «Rojo»… se despide de la interpretación y del mundo: «Me dejo llevar. No me voy a dar quimioterapia, aunque esté físicamente listo», confesó en referencia a que no seguirá luchando contra un cáncer de próstata que hasta ahora se había tratado en Marsella.

En realidad, Jean-Louis Trintignant dice llevar muerto desde 2003, cuando su hija Marie fue asesinada por el que era su pareja, el cantate de rock Bertrand Cantet, que le dio una paliza que le provocó un edema cerebral. En 2007, el músico salió de la cárcel tras una condena por homicidio voluntario, mientras que Jean-Louis Trintignant no recuperó las fuerzas para filmar nada hasta 2012, año en el que Michael Haneke le dirigió en la desasosegante «Amor».

En activo desde 1956, Jean-Louis Trintignant ha trabajado en más de 110 películas junto con nombres tan ilustres como Brigitte Bardot, Jeanne Moreau, Dino Risi, Costa-Gavras, Éric Rohmer… Más de 110 veces en las que su nombre aparecía en los créditos tras el «The End» y, ahora, la vida y sus casualidades, dejará como cierre de su extensa filmografía «Happy End», su último trabajo con Haneke, que el azar ha traído a España este viernes después de que se presentara en el Festival de Cannes hace año y medio.
Requerido por los grandes

Pese a su veteranía, los cineastas europeos querían seguir trabajando con Trintignant, que reveló en el periódico francés «Nice Matin» que acaba de rechazar una propuesta del director francés Bruno Dumont para iniciar un nuevo proyecto. «El cine acabó para mí», dijo. «Tuve miedo de no dar la talla físicamente. Ya no logro desplazarme solo, siempre necesito a alguien a mi lado».

Para la historia deja un puñado de obras clave de la cinematografía europea. Una carrrera en la que siempre le acompañó el favor de la crítica. Desde 1969, en Cannes, donde se llevó el premio a mejor actor por «Z», de Costa Gavras; y un año antes, en Berlín, donde hizo lo propio por su actuación en «El hombre que miente», de Alain Robbe-Grillet, hasta 2012, donde levantó el César -el Oscar de Francia- por «Amor».

«¿Por qué nos dan premios?», se pregunta en la entrevista en la que anuncia su adiós. «Los actores estamos lo suficientemente bien pagados. Sería mejor dar el Oscar a los que tienen que hacer trabajos poco divertidos», responde cargado de ironía, como cuando explica sus encontronazos con la fama. «Era muy tímido. La notoriedad nunca me interesó. Es divertido la primera vez que te conocen, luego ya cansa».

Quizá el Trintignant que comenzó a estudiar Derecho con 18 años no quería la fama, pero cuando a los 20 años descubrió que quería ser actor y director y se trasladó a París, todo cambió. Pronto, con 26 años, ya rodó junto con Brigitte Bardot «Y Dios creó a la mujer» (1956), de Roger Vadim, donde interpretaba el papel de tímido esposo de la musa francesa.

a lanzado, directores como Eric Rohmer, René Clement o Philippe Coudroyer le sumergieron en la «Nouvelle Vague». Luego llegaron trabajos comerciales que le hicieron viajar por todo el mundo: «Un hombre y una mujer» (1966), de Claude Lelouch; «El conformista» (1970), de Bernardo Bertolucci, y «La escapada» (1974), de Michel Soutter. Después protagonizó «La terraza» (1980), «La noche de Varennes» (1982) y «Entre el amor y la muerte» (1981), las tres de Ettore Scola; «Mata Hari» (1964) y «Las relaciones peligrosas» (1959), ambas junto con Jeanne Moureau… Cientos de personajes a los que puso piel, voz y alma. Igual por eso, cuando en «Nice Matin» le preguntaron si le gustaría reencarnarse, Trintignant dejó una respuesta imborrable: «No, no [me reencarnaría] en un animal, más bien en un insecto, soy muy pequeño».

11 AM | 13 Dic

No veríamos a Hugh Jackman en el Universo Cinematográfico de Marvel


Hugh Jackman siempre manifestó sus deseos por ver a Wolverine con los Vengadores, pero cree que su etapa como el mutante ha terminado.

Han pasado varios meses del estreno de Logan y muchos todavía no asimilan el retiro de Hugh Jackman como Wolverine. Y es que después de casi 20 años como el mutante, parece imposible imaginar a alguien más en el papel. La última esperanza para su regreso surgió hace apenas unos días, cuando The Walt Disney Company comenzó negociaciones por la compra de 20th Century Fox y todas sus franquicias. Eso incluye X-Men.

El pasado mes de febrero, Hugh Jackman reconoció que “[si un crossover con Avengers] hubiera sido puesto sobre la mesa cuando tomé la decisión, definitivamente lo habría considerado. Porque siempre me encantó la idea de incluirlo en esa dinámica […], pero hay personas más inteligentes […] que no han podido descifrar cómo hacerlo. Nunca se sabe”.




Y efectivamente, así fue. En aquel momento nos conformábamos con un acuerdo similar al de Marvel y Sony, el cual llevó a Spider-Man hasta el Marvel Cinematic Universe. Sin embargo, ahora las opciones lucen más amplias ante la potencial adquisición de Fox. Es por ello que muchos se preguntan si Hugh Jackman abandonaría el retiro para regresar como Wolverine en el MCU, cumpliendo así su sueño y el de millones de aficionados. Collider habló con el actor al respecto:

“Es interesante porque durante 17 años me la pasé pensando que sería genial, que en particular me encantaría ver a Iron Man, Hulk y Wolverine reunidos. Y cada vez que veía una película de Avengers podía imaginarme a Wolverine al centro golpeándolos en la cabeza. Pero siempre fue como, ‘oh, eso no sucederá’. Y fue interesante cuando vi el titular –era justo la posibilidad de verlo y quién sabe si pasará pronto, obviamente– estaba como ‘¡esperen!’. Pero creo que, desafortunadamente, el barco ha zarpado para mi, pero para alguien más me encantaría ver ahí a Wolverine”.

Quizá las palabras de Hugh Jackman sean decepcionantes para muchos, pero valdría la pena recordar que si la compra de Fox se cierra, Marvel aún tendría que definir la posición de X-Men en su franquicia. Los primeros –y más emocionantes– rumores aseguran que el estudio ya contempla algunos reshoots en Avengers 4 para incorporar a los mutantes en el proyecto, pero la opción se torna compleja ante la situación temporal de los hijos del átomo. Después de todo, parece virtualmente imposible que el veterano equipo que conocimos en la primera trilogía regrese para el crossover, mientras que la nueva trama se desarrolla varios años antes de los sucesos explorados por el MCU.

Finalmente no podemos olvidar que –con todo y las correcciones de Días del futuro pasado (Days of the Future Past)– X-Men ha padecido varios errores de temporalidad que no serían bien recibidos en la meticulosa saga marvelita. Por ello, lo más probable es que el estudio comandado por Kevin Feige dedique algún tiempo a definir la posición de los mutantes antes de incorporarlos plenamente a su franquicia. Eso podría implicar algunos años, lo que complicaría aún más el regreso de Hugh Jackman.

De momento, Avengers y X-Men continúan con sus respectivas aventuras cinematográficas agendas para el 2018: los primeros protagonizarán Infinity War y los segundos The Dark Phoenix Saga.

Emotiva foto del elenco de STAR WARS con Carrie Fisher

04 PM | 25 Feb

Patrick Stewart anuncia su retiro como el “Profesor X”

El actor británico señaló que “Logan” será su última aparición como el popular personaje en el universo cinematográfico de los “Hombres X”.

 El reconocido actor señaló en una entrevista radial junto a su colega y amigo Hugh Jackman, que considera que es el momento justo para retirarse del papel que ha interpretado desde hace casi dos décadas.

Pese a que hasta hace relativamente poco había considerado volver a interpretar al Profesor Xavier en alguna otra cinta como Deadpool 2, Stewart señaló que después de ver “Logan” completada, no puede concebir una mejor forma para retirarse del personaje.

Stewart señaló que en los minutos finales del estreno de la cinta, Jackman tomó su mano y prácticamente se le salieron las lágrimas.

“Nunca habrá una mejor manera, más sensible, más emocional y bella de decirle adiós a Charles Xavier que esta cinta. Por esto le dije a Hugh Jackman ‘también terminé. Se acabó’”, señaló el actor.